Ramírez- El 27 de diciembre, en reunión de comisión, se entregó copia de la Ordenanza 2.378 del Honorable Concejo Deliberante que declara de Interés Municipal la campaña nacional de concientización vial “Estrellas Amarillas. Sí a la Vida”, que tuvo como impulsor a Roberto Barrera.

Este vecino fue el propulsor de la iniciativa que se trabajó en conjunto entre la Alianza Ramirense y el bloque del Frente para la Victoria y se aprobó por unanimidad en la sesión llevada a cabo en el Barrio Malvinas Argentinas.

Al contar las razones que lo llevaron a presentar la propuesta, Barrera recordó a Paralelo 32 que el 21 de octubre de 2012 a las 7.00 en un accidente de tránsito fallecieron su nieto Cristian Cherai Salzmann (20) y Emiliano Alejandro Müller, en momentos en que salían de un boliche bailable de Viale a bordo de un Gol Trend.

Chocaron en pleno centro, calles 9 de Julio y Avenida San Martín, con una camioneta Chevrolet S10 que conducía Daniel Khalil María, de Viale. En el auto iban dos chicos más, Santiago Borgert y Yamil Corrales, ambos de Aranguren, que sufrieron heridas pero salvaron sus vidas. María, por su parte, sufrió golpes menores.

Según se informó en ese momento, el auto transitaba por Avenida San Martín y la camioneta lo hacía por calle 9 de Julio. Como consecuencia del impacto el Gol volcó a 15 metros de la esquina, sobre la vereda de un local comercial.

Hasta el final

Roberto Barrera indicó a este semanario que “En nuestro caso, seguimos el caso hasta el final y finalmente logramos el permiso para pintar las estrellas en calles 9 de julio y San Martín de Viale, donde se produjo el hecho. Como otra forma de canalizar el dolor, apareció esta posibilidad de sumarme a la campaña nacional y empezar a trabajar en General Ramírez”.

Recordó que “Empecé a profundizar en el tema, para ver qué se podía hacer para concientizar, con bronca, no lo niego, porque las vidas no se recuperan más. Fue así que me conecté con Julio Ambrosio, el creador de la idea de las estrellas amarillas, que inició su proyecto luego de un accidente que le costó la vida a su hija. Me conecté con él y así descubrí más cosas, supe de esta red nacional de familiares de víctimas de accidentes de tránsito. Me dio pie para seguir con esto. Pasó el tiempo, presenté un proyecto al Concejo Deliberante de General Ramírez, se dio la chance de declararlo de Interés Municipal y así sucedió”.

La Fundación Laura Cristina Ambrosio Battistel nació en Córdoba a partir de un accidente fatal donde perdió la vida Laura, quien da nombre a la fundación. Con 21 años recién cumplidos, ella falleció en un accidente a 130 kilómetros de General Acha, en la provincia de La Pampa. El vehículo viajaba a 160 km por hora cuando se salió de la carpeta asfáltica y empezó a dar tumbos, recorriendo unos 400 metros. Laura murió instantáneamente.

Su padre Julio, ante la pérdida de su hija, encontró una respuesta ante el dolor al crear una fundación que tuviera como objetivo ayudar. La inauguración fue el 20 de abril de 2008, coincidiendo con el día que hubiera sido su cumpleaños.

En ese momento comenzó un proyecto de contención a familiares de víctimas de accidentes y de concientización vial, buscando apoyar leyes de prevención.

Barrera explicó a nuestro cronista que “En lo práctico, la idea es ayudar en los operativos de control de tránsito, pero generando conciencia, asesorando a la gente que tenga en su seno familiar a una víctima de accidentes, para que no tengan que pasar por lo que pasamos nosotros, donde además de la pérdida de un ser querido, te encontrás con que no sabés qué hacer o a quién acudir. Nuestra idea es ayudar en lo que podamos, pero sabiendo cuál es nuestro lugar, qué podemos hacer y qué no”.

Integración ante el dolor

Sobre el grupo que integra, Barrera aclaró que también están allí, además de familiares de su nieto y de Müller, allegados a Juan Simoine, que también murió en un accidente de tránsito en General Ramírez en 2012. “Somos los primeros, pero se irá sumando más gente seguramente”, vaticinó. “La idea es traerlo a Julio Ambrosio a Ramírez, para que pueda dar una charla. También quisiéramos hacer un monolito con una estrella que identifique a nuestro grupo. Lo vamos a presentar al proyecto en el Concejo Deliberante”, agregó.

En relación a Simoine, la crónica de Paralelo 32 en sus archivos indica que el accidente se produjo el jueves 23 de agosto a las 18.20, cuando  un camión térmico de una empresa de Paraná salía de Ramírez por Avenida República de Entre Ríos, acceso a la ciudad. La puerta lateral del transporte se abrió en forma imprevista y golpeó al ciclista de 20 años, que salía de cumplir con su jornada laboral en una empresa ubicada en el Parque Industrial.

El transportista no advirtió que la puerta se había abierto, provocando un golpe inesperado sobre el ciclista, que cayó herido de gravedad con fractura de cráneo. Simoine fue inmediatamente trasladado al Sanatorio Evangélico de Ramírez y derivado a un centro asistencial de Crespo, donde falleció una hora después.

 

Contacto

Los que hayan sufrido la pérdida de un familiar en accidente de tránsito y quieran sumarse al trabajo que se empieza a desarrollar en General Ramírez, serán bienvenidos. Deberán comunicarse al teléfono 0343 154578996 para establecer contacto.

Dejar respuesta