Si bien el Banco Central de la República Argentina (Bcra) informó que los depósitos que realicen las personas físicas en Caja de Ahorro o en Cuenta Corriente no pueden ser gravados por ninguna comisión, no desmintió la posibilidad que se apliquen a empresas, entre ellas supermercados y estaciones de servicio, que invariablemente terminarán pagando los consumidores con la suba de precios.

La intención de los bancos de imponer un uno por ciento más IVA de todos los depósitos que hagan en efectivo.

“Si hay un problema interno de los bancos que no tienen dónde poner el dinero, que le cuesta mucho moverlo con los camiones, es un problema de ellos. Si con esa facilidad pueden cargarnos el uno por ciento, cuando no regalan nada porque hasta para retirar nos cobran, nos están causando un perjuicio permanente, un costo impresionante, con una tendencia a nivel Estado de bancarizar todo para poder controlar”, se quejó el presidente de la Cecaer.

Amado aseguró que esa comisión implicaría “más del 10 por ciento” de la comisión por venta de los estacioneros y consideró que “es una cosa que no tiene ni pies ni cabeza” y consideró que la emisión de billetes de mayor valor sería una medida que contribuiría a descomprimir la situación, sobre todo para las estaciones de servicio que realizan más del 50 por ciento de sus ventas en efectivo y un camión, por ejemplo, llega a cargar 3.000 pesos de gasoil.
“Es una cosa que si se llega a imponer automáticamente se va a trasladar a los precios porque por más que haya tarjetas, en la actividad nuestra, como otras, el efectivo es moneda de pago”, señaló.

Dejar respuesta