Victoria.- Esta semana trascendió en distintos medios que las estaciones de servicios no recibirían el pago con tarjetas de crédito, versión que buscamos confirmar en consulta con Mario Amado, titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles de la provincia, quien explicó que están negociando con los titulares de los plásticos y el Banco Central, porque en la actualidad, por las comisiones que cobran y los plazos para efectivizar los pagos, no pueden ser asumidos por los titulares de las agencias.

La comisión que cobran asciende al 1,5 % y las acreditaciones –según las tarjetas– oscilan entre 25 y 28 días. “Con esta modalidad, los titulares de agencias tienen una quita que oscila  entre el 12 y el 15 % del total de las ventas, si a esto se le suman lo que representa el IVA, Impuesto a las Ganancias e Ingresos Brutos, se reduce en forma notable la rentabilidad”.

Están realizando trámites desde la entidad con los titulares de las tarjetas, por otra parte las petroleras también aportan lo suyo, porque hacen algunos descuentos a determinadas marcas.

Desde el 1° de enero, de acuerdo a la modalidad de cada estación, se harán recortes pero seguirán operando, algunas estaciones no recibirán tarjetas dos o tres días por semana, hasta que se equilibre esta situación. “Reconocemos que es un medio de pago muy bueno porque asegura el cobro, pero muchas estaciones no lo pueden mantener en las condiciones que están actualmente”.

En diálogo con Paralelo 32, Amado explicó que las bonificaciones que otorgan las refinerías  son bajas, por lo cual se debe vender en escala para poder asumir los gastos. Los porcentajes oscilan entre un 8,5 y un 10 %, según el producto, y con esa diferencia se debe asumir todos los gastos de funcionamiento, incluidos salarios al personal. Si a estos números les sacan lo que descuentan las empresas que administran las tarjetas, se afecta notablemente la comercialización.

 

(Mario Juárez)

Dejar respuesta