Hasenkamp- Hasenkamp es renombrada por su famoso carnaval, al que asisten no sólo quienes viven en la ciudad, sino también visitantes de diversos lugares. Y más aún a partir de 2009, fecha en que inauguró su corsódromo, que cuenta con una calle principal por la que desfilan las comparsas.

Para esta edición, la lluvia y el mal tiempo le jugó una mala pasada a la primera noche programada. “Por decisión de la comisión de Carnaval, en conjunto con ambas comparsas, se decidió suspender la primera noche debido a las malas condiciones climáticas que imposibilitan el normal desarrollo del espectáculo”, indicaron a través de un comunicado oficial ya el sábado a la tarde.

En consecuencia, hoy sábado 20 iniciará oficialmente la temporada 2018, con las tradicionales comparsas Malibú y Marumbá como animadoras. Como informamos en nuestra edición anterior, desfilarán las pasistas y se podrán apreciar sus fastuosas carrozas y vibrar al ritmo de sus batucadas a partir de las 22.30.

El costo de las entradas es de $150 para mayores y $100 para menores de 12 años. Además, se ofrecen palcos a $600, constando de cinco sillas y atención personalizada de un mozo durante toda la noche. Por otra parte, las plateas tienen un costo extra de $80 en primera fila, $40 en segunda y $30 en tercera.

Las tribunas, que se encuentran paralelas a la calle, tienen una capacidad de más de 3.000 espectadores sentados, quienes pueden observar desde cerca la belleza del espectáculo, en el que sobresalen pasistas, bailarines, carrozas y escolas do samba.

Alrededor de 170 integrantes tiene cada comparsa. Irina Geminiani y Tamara Battisti, son las soberanas de las comparsas Marumbá y Malibú, respectivamente, que encabezarán esta edición.

Este año, para garantizar la seguridad, la Policía de Entre Ríos montará un operativo adentro y afuera del predio, coordinando con el Área Transito del Municipio. Además, adentro del predio también se cuenta con seguridad privada.

Propuestas de las comparsas

El argumento de Malibú lleva por nombre “Las cuatro estaciones”. Se especifica que “La estrella más brillante del firmamento y nuestra fuente inagotable de energía, la que nos mantiene vivos… nuestro sol, que nos irradia sus rayos los 365 días del año mientras giramos a su alrededor. En esa danza eterna, donde en los meses que nos separamos un poco, y en otros nos acercamos más son los que conocemos como las cuatro estaciones. Cuando la temperatura comienza a descender y la vegetación comienza a vestirse de colores oscuros, entre grises, ocres y marrones el otoño ha llegado; dándole paso al frío invierno, momento en el cual estamos lejos de sus rayos. Luego, llega septiembre, y con sus temperaturas más cálidas las plantas comienzan a brotar para luego abrir sus hermosos pétalos de distintos colores y así las miles de alas de aves e insectos se comienzan a agitar percibiendo el delicioso aroma de la miel. La primavera llena de vida, luz y color cuando recorre la tierra. Y en esta larga danza llega el momento de estar juntos, más cerca, y el dorado brillante que resplandece haciendo los días más largos y las noches más cálidas, y es aquí donde florece nuestro sentimiento y explota nuestra pasión por el carnaval”.

Marumbá, por su parte, con su “Torrente de alegría”, habla del agua, origen de la vida. Plantea que “Claridad, transparencia, pureza, luz, gotas de lluvia invoca el hombre con sus plegarias. Ella se manifiesta con toda su grandeza en la inmensidad del mar, llena de colores en sus peces, estrellas, medusas, cangrejos, caballos de mar. En medio de este aluvión de vida el hombre, cegado por su soberbia y ambición, provoca caos, sequía y oscuridad. Pero ella seguirá brotando con su caudal de energía, en cada flor, en cada árbol, en cada ser. Habitamos sobre una de las reservas de agua dulce más grandes del mundo, el Acuífero Guaraní, si tomamos conciencia de lo que la naturaleza nos regala, podremos salvarla”.

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here