Victoria.-  El año pasado, en promedio,  evaluando los 16 establecimientos escolares secundarios del Departamento Victoria, el nivel de repitencia ascendió  al 27 %. “Uno de cada cuatro alumnos no promociono”, explica la Supervisora del Nivel Secundario, Susana  Moutounet que en diálogo con Paralelo 32 propone métodos para superar la situación.

Agregó que se debe salir de la visión global y  hacer una lectura más pormenorizada sobre el tema, porque hay diferencias; hubo escuelas que trabajaron para revertir esta situación con el aporte de equipos docentes, atendiendo casos particulares y convocando a las familias, aunque otras tuvieron un retroceso.

La falta de compromisos de algunos padres no puede ser un argumento para explicar el problema, porque el docente y los directivos conocen que hace años hay familias que acompañan la trayectoria del alumno y otros que están ausentes. “Esto  no debe ser un argumento  para explicar la falta de promoción del joven, porque se debe  fortalecer el vínculo enseñanza–aprendizaje, que va más allá de la familia”.  Además se deben diseñar estrategias con creatividad para motivar a los alumnos.

Las estadísticas fueron terminadas la semana pasada y, según dijo la Supervisora a Paralelo 32, iniciará reuniones con los directivos de los distintos establecimientos para abordar esta problemática, porque tiene la estadística completa de cada uno de ellos. Esto implica que tendrán que resolver con el cuerpo docente de cada escuela las líneas de acción concreta que van a desarrollar para revertir estos índices. “Se debe pensar en prácticas pedagógicas diferentes, dejando de lado enseñanzas tradicionales y trabajando en forma coordinada, sin fragmentaciones”. Está demostrado que cuando se reúnen y se establece un diálogo entre docentes y directivos, y se evalúan lineamientos renovadores con creatividad, se logran buenos resultados.

También se debe tener en cuenta que no todos los alumnos tienen el mismo nivel de aprendizaje, algunos son más lentos y les cuesta más que a otros, esto debe ser visualizado por el que dicta las clases. Apelar a otros métodos sería una alternativa para integrar a los que les cuesta más acceder a los conocimientos. Agregó que el docente está preparado para modificar técnicas y lograr la promoción de todos o la mayoría del alumnado. Cuando esto no se tiene en cuenta es posible que ese retraso lleve a la repitencia.

Importancia de la familia

Para Moutounet está faltando desarrollar un plan sistemático y permanente con las familias. Si bien reconoció que hay reuniones de padres, falta articular acciones para lograr un acompañamiento más cercano cuando el alumno  no cumple con las tareas, se atrasa y corre riesgo de no alcanzar los objetivos para pasar al curso siguiente.

Aunque parezca complejo, cada establecimiento tiene recursos humanos para articular estas acciones; dispone de un  director, vice, asesor pedagógico, tutores de acompañamiento, y actualmente el tutor de Plan Mejora Institucional sumado al equipo docente. “La familia debe integrarse a la escuela pero cuando esto no ocurre hay que promover el acercamiento”.

En todos los casos estos equipos deben ser coordinados por los directivos y si estos no ejercen la capacidad de liderazgo para convocarlos, centrar los objetivos en lo pedagógico  y abordar estas cuestiones concretas, de otro modo los esfuerzos se desperdigan y desarticulan. “Cuando se presentan los problemas la situación ya está desbordada y los índices no mejoran”.

En el conjunto de las escuelas hay trabajos significativos, en general todos ponen esfuerzos, pero algo está faltando porque se siguen teniendo altos niveles de repitencia.

Abandono y Modalidad Adultos

El abandono es otro de los problemas. El año pasado dejaron de cursar 220 chicos sobre un total de 3.500, esto representa alrededor del  8 %, que también cuenta a la hora de evaluar los fracasos escolares. Están evaluando si este sector retomó este año los estudios o pasó a la Modalidad Adulto para individuos que llegan a los 16 o 17 años. .

En diálogo con Paralelo 32, comentó que muchos alumnos que repiten superan esta edad y solicitan pasar a esta franja de estudiantes  -mayores – que les facilita  finalizar los estudios. Pero en forma frecuente abandonan. Luego se preguntó la Supervisora ¿será que los padres de un chico de 16 o 17 años consideran que es un adulto y no necesita el acompañamiento de su familia? Eso representa un error.

Planes de estudios

Los planes de estudios actualmente dan lineamiento o sugerencias  pero permiten  al docente la libertad para ampliarlos, relacionarlos con otros contenidos,  con el objetivo de captar el interés de los alumnos. “Crear una nueva propuesta pedagógica respetando los objetivos, es algo  nuevo dentro de las políticas educativas, porque anteriormente eran diseños curriculares más rígidos. Es como si uno transita por una autopista que conecta dos lugares pero tiene varios carriles para llegar al mismo destino”.

Cuando se les consulta a los alumnos sobre la , en general todos sostienen que se aburren, pero esto no puede ser que la falta de aprendizaje sea exclusivamente responsabilidad del educando,  el docente también debe revisar las prácticas pedagógicas.

Tecnología

Cuando la tecnología se utiliza para acceder a una mayor cantidad de conocimientos es muy útil, pero muchos docentes no manejan la  informática. Ante esta realidad la descartan porque el chico los supera. “Hay  un temor por desconocimiento, porque el alumno sabe más que el docente”.

Este último para la supervisora, no es el dueño del saber dentro del aula. “La nuevas concepciones pedagógicas sostienen que el saber es compartido,  el alumno también sabe y con él aprendemos”. Esto es aplicable para la tecnología porque muy bien se podría producir una simbiosis entre los conocimientos y metodología que aporta el docente y lo que conoce el chico. “Nosotros orientamos, guiamos y aprendemos con el alumno”, remarcó.

Dejar respuesta