Aldea San Juan- En un detallado informe realizado en septiembre, Paralelo 32 planteó el cuadro de situación al que se estaban enfrentando muchos padres de Crespo que venían recorriendo las escuelas de esa ciudad para asegurarse la incorporación de sus hijos a las salas de 4 años del Nivel Inicial, con el objetivo de garantizar la continuidad pedagógica en nivel primario.

La normativa que rige el funcionamiento de los jardines y la falta de infraestructura, sumado al crecimiento poblacional de la Capital Nacional de la Avicultura, agudiza año tras año la situación en Crespo.

Como consecuencia del cuadro recientemente expuesto un grupo de papás apostó a llevar a sus chicos a la Escuela Río Volga de Aldea San Juan, que está distante  a solo 5 kilómetros, hasta donde serían trasladados en transporte escolar durante el ciclo lectivo del año próximo en caso de concretarse la iniciativa.

Actualmente proyectan equipar la institución con donaciones de juguetes, juegos y demás elementos necesarios para su funcionamiento. E incluso muchos papás ya colaboran en el armado de un espacio acorde, ofreciendo tiempo para la construcción y confiando, lógicamente, en que los cambios que se están proyectando en la institución educativa llegarán a buen puerto.

 

Director optimista

El director y personal único del establecimiento educativo, Fabián Arrúa, junto a algunos padres, fueron atendidos recientemente en la Dirección Departamental de Escuelas, desde donde se comprometieron a asignar el año próximo una maestra jardinera para los 20 chicos de 4 y 5 años inscriptos.

“El Jardín hace muchos años está. Lo que sucede ahora es que se suma mucha matrícula, ese es el gran cambio y es importante que se entienda esto. No es que se crea el Jardín en la escuela, sino que se busca refuncionalizarlo para poder sostener la nueva demanda, impensada para una institución como la nuestra”, graficó Arrúa a Paralelo 32.

Explicó que “Necesitamos otra forma de trabajo, porque es un cambio grande para la institución, ya que pasamos de los cuatro jardineritos que tenemos este año a una matrícula de veinte, quintuplicamos el número y eso exige estar a la altura de las circunstancias”.

Comentó que “En principio cerramos el periodo formal de inscripciones y quedó confirmado que se hará un multigrado con chicos de 4 y 5 años. Vendría para la primera parte del ciclo lectivo una maestra itinerante que se compartiría con otras escuelas, hasta julio. Después de esa fecha podría existir la posibilidad de tenerla toda la semana, pero para eso seguramente será importante lograr la recategorización del establecimiento, que es lo que estamos gestionando”.

Los chicos, en consecuencia, al menos hasta mitad de año irían a clases los días en que asista la docente a la institución. “Esta escuela sigue siendo de personal único actualmente, estoy solo yo. Por eso remarcamos una y otra vez que se necesita la recategorización de la escuela y es lo que se está tramitando”, remarcó Arrúa. “Se hace vía jerárquica el pedido pero después depende del Consejo General de Educación, que tiene la última palabra”, aclaró.

El docente se mostró optimista y dijo a este semanario que “Con maestra itinerante se hará sí o sí el comienzo del ciclo lectivo. Pero mientras tanto, ya estamos haciendo los trámites formales para los cambios que queremos ir logrando paulatinamente”, indicó.

Dejar respuesta