Luego del hallazgo del cadáver de Micaela García en Gualeguay, un grupo de jóvenes fue hasta la vivienda del juez Carlos Rossi, en Gualeguaychú. Pintaron la calle frente a la vivienda repudiando su decisión de haber liberado a Sebastián Wagner, el considerado autor del brutal crimen de Micaela García. El mismo estuvo prófugo varios días y fue apresado anoche, ya tenía dos condenas de violación.

“Basta de Justicia burguesa”, escribieron, entre otras consignas en las que responsabilizan directamente al magistrado por lo que le ocurrió a la joven.

 

Fuente: El Día

1 Comentario

Dejar respuesta