Uno de los espectáculos más esperados por el paisanaje se vivió en el Campo de Jineteada. Veinte tropillas entabladas participaron esta noche del entrevero y la ganadora fue la niña bonaerense de Arrecifes, Josefina Salas, de tan solo ocho años de edad, al frente de sus overos.

El entrevero de tropillas entabladas es una antigua habilidad criolla y la característica de la entablada es que se trata de caballos del mismo pelaje o color, que se mezclan unos con otros y se encierran con una lona. Después aparecen en escena las yeguas madrinas de cada tropilla, que son las encargadas de juntar a sus caballos, cuando se los suelta. La primera tropilla en ordenarse es la ganadora.

Dejar respuesta