Crespo.- Al comienzo de la sesión del Concejo Deliberante realizada el miércoles 14 de junio pasado, los ediles oficialistas y opositores discutieron sobre los servicios públicos y los reclamos no atendidos a tiempo de muchos vecinos. Las redes sociales se han llenado últimamente con denuncias de fotos y videos sobre roturas que desde la Municipalidad se tardó en resolver o sobre los problemas que se generan en las calles no pavimentadas en los días de lluvia y posteriores. El peronismo se monta sobre el reclamo social y “Crespo Nos Une – Cambiemos” arguye que se deben distraer muchos recursos para resolver obras mal construidas por la anterior gestión, además del crecimiento demográfico y territorial que vive la ciudad, que exige cada vez más, espeicalmente en materia de pavimentación, a la Municipalidad.

Sostiene Stricker

La concejal justicialista Virginia Stricker comenzó el debate trayendo a colación una  nota periodística en el diario La Nación de 2015 donde se alude al divorcio entre la agenda de actividades de los funcionarios y los pedidos de los ciudadanos. Se refirió al uso de las redes sociales por el gobierno local. “En estas últimas semanas vimos por redes sociales muchos reclamos por problemas de transitabilidad” en días de lluvia. Agregó que muchas personas no recibieron respuestas desde la Municipalidad “por lo que deciden hacerlo visible” a través de las redes de internet. Se refirió a un reclamo personal, que ella decidió publicar luego de muchas semanas sin respuestas, y “a la otra mañana los trabajadores municipales, lo estaban solucionando. ¿Casualidad o causalidad?”. Comentó que un vecino compró camiones de broza para resolver el barro en su calle; otro mostró en las redes un mail con un reclamo dirigido a la Municipalidad que tiene fecha 28 de julio de 2016 “que no tuvo respuesta”.

“Entendemos que no se pueden dar respuestas en tiempo y forma como uno quisiera, pero también entendemos que el vecino contribuyente merece ser respetado, bien tratado y al menos no encarado como se hizo público en estos días con la publicación de perfiles por parte de funcionarios ante el reclamo de los vecinos” y señaló que los vecinos “necesitan, al menos, ser escuchados”.

Describió cómo vecinos del loteo Progreso Crespense utilizaron las redes para ironizar sus problemas al crear “un programa lúdico municipal para hacer actividades para grandes y chicos con el barro como un atractivo”.

Finalmente, Stricker subrayó: “Solo pretendemos que en el menor tiempo posible se dé respuesta y atención a todos estos vecinos y que no se les falte el respeto por su apellido, clase social o cualquier otra característica”. Dijo que “esperamos que se los escuche porque muchas veces ellos saben cómo solucionar los problemas que los aquejan”.

Responde Holzehuer

El presidente del bloque “Crespo Nos Une”, Carlos Holzehuer, respondió a los planteos de Stricker. “Si bien es cierto que este municipio hace un año y medio que está en gestión, atendemos personalmente algunos de esos reclamos” y describió un nuevo sistema de reclamos y control de resolución de la queja. El edil oficialista agregó que “después un agente de la Municipalidad controla si esos reclamos han sido o no escuchados”. A continuación señaló: “Sabemos de cuestiones de colapso de cloacas y de calles. Pero eso viene de algunos años de gestiones donde se han utilizado mal los recursos del municipio”.

Y dirigiéndose a la bancada opositora con el principal argumento del oficialismo, que genera rechazo entre el PJ. “Fueron  doce años de gestión y los problemas siguen, porque no se han tomado cartas en el asunto donde correspondía”. Siguió describiendo algunas obras y decisiones de la gestión anterior que considera mal resueltas: “Se trajo broza que no servía”. Agregó obras mal hechas que debieron ser reconstruidas, como “cloacas con caños enterrados y no conectados a las cámaras”; también “desagües clandestinos en los arroyos”. Y subrayó que “se han hecho obras mal y ahora nosotros tenemos que arreglarlas; lamentablemente en el erario público, las obras las paga el vecino y tenemos que gastar el doble en obras que deberían haberse hecho bien, como corresponde, en su momento”.

Fontana contraataca

En respuesta a Holzehuer el presidente del bloque peronista, Javier Fontana, luego de recordar que hace “un año y 6 meses que esta gestión está en gobierno”, dijo que “la broza y el mantenimiento de los caminos no es eterno, si en un año y medio no se ha puesto una camionada de broza, mal puede aguantar lo que se puso hace 4, 5 o 6 años”. Más adelante agregó: “Me pregunto sobre la planificación que hay que hacer para una ciudad que creció y sigue creciendo a pasos agigantados, que acompañe en el conjunto de la sociedad, porque la ciudad no es solo una cuadra de asfalto”. Dijo Fontana: “Y no es que los problemas les explotan en las manos, como nos quieren hacer creer. Porque ¡¿acá se ‘sembraron’ bombas para que exploten ahora?!” Luego acotó “Menos mal que llegó este equipo de Cambiemos para tratar de solucionar un poco el estado en que estaba la ciudad”. Y recordó decisiones de la gestión justicialista: “Si bien había problemas de transitabilidad de calles, hubo una gran cantidad de piedra de arroyo que se trajo y fue una solución para muchísimas calles” (…) pero “no se hizo más ningún trabajo de mantenimiento ni siquiera de reposición”. Recordó que un vecino tuvo que salir a comprar broza para su calle. “Entonces, entre las acusaciones y defensas que podemos hacer está el vecino, que sigue pagando el pato (…) ¿No se le puede dar una solución, una respuesta al vecino?”

Finalmente, Fontana señaló: “No puedo creer que lo único que se haga desde el bloque oficialista sea una defensa sistemática y cerrada de los problemas que aparecen. Quizás nosotros estemos equivocados (ironizó) y la gente no chapalee en barro, tal vez estemos viendo fotografías de otros lugares, de otras ciudades (…) Le pediría por favor a la gestión, nosotros desde este lugar y los funcionarios, tengamos un poco más de soluciones para toda esta gente”.

Dejar respuesta