En la renovada Plaza Mansilla de Paraná, frente a la Casa de Gobierno en la capital provincial, este miércoles se encendieron las luces de un gran árbol de Navidad.

Así, siguiendo las tradiciones de las fiestas de fin de año, el centro cívico de Paraná se puso a tono con los festejos de esta época.

Según se estila, el árbol se arma los día 8 de diciembre y se los decora con adornos de colores y luces titilantes. Se trata de una antigua representación del sol y la fecundidad que se extendió con los primeros cristianos que llegaron a Europa.

Hoy día es el punto de encuentro donde las familias depositan los regalos que el 24 de diciembre a la noche se depositan en su pie.

 

Fuente: El Diario

Dejar respuesta