Victoria.-  El Juez de Familia y Menores, Dr. Juan Lloveras, comentó que cuando asumió la magistratura en Victoria encontró un alto grado de concientización en todo lo relacionado a violencia. A su criterio ha tenido una gran difusión el tema  en base a un trabajo que se realiza a través del Copnaf, el Concejo Deliberante (en su momento), la creación de la Comisaría de la Mujer y distintas ONG, algo que no ocurre en otros lugares. Esto ha permitido a las personas que sufren este fenómeno sepan los pasos a dar y donde denunciar.

Explicó que una vez que se reciben denuncias por violencia en el Juzgado, se tramita según los casos dentro de lo que establece la Ley de Violencia Familiar (N° 9198) cuando se trata de personas convivientes, y también las de Género (Ley N° 25485 de Protección Integral a la Mujer). En este último caso específicamente el espíritu de esta norma contempla “mantener una estado de igualdad que deben existir entre el hombre y la mujer en las distintas relaciones del mundo social, eliminando el patrón de dominación masculina, que generan la discriminación tanto en el ámbito institucional, ideológico y en el psicológico”.

“Las audiencias de mediación están prohibidas por la Ley de Violencia de Género (VG) bajo pena de nulidad”. De todas maneras, cuando en el proceso de debe abordar algún aspecto relacionado al cuidado de los hijos, régimen de comunicación o cuota alimentaria, como una consecuencia de las medidas que tomó el magistrado las audiencias, se toman por separado.

Por otra parte el juzgado dispone de un Equipo Interdisciplinario compuesto por una psicóloga, una psiquiatra y una asistente social, que dictaminan en la mayoría de las causas que se tramitan. Aclaró el doctor Lloveras que cuando se trata de Violencia Familiar el diagnóstico es obligatorio no ocurre lo mismo cuando se trata de  VG.

Cuando una mujer es expulsada del hogar por el otro conviviente, o que se debe retirar por hechos de violencia, según nuestro entrevistado, se puede aplicar las medidas de exclusión del hogar del agresor y el reintegro de la mujer a la morada.

Por su parte Valeria Garay (Oficial de justicia), que se desempeña en el Area Violencia del juzgado, comentó que hay una relación directa con las adiciones especialmente de alcohol u otras sustancias, los picos se dan especialmente en épocas de verano o carnaval cuando se llevan a cabo eventos y el consumo de estos productos se incrementa. También consideró que sería  importante contar con una Casa de la Mujer, como se pretende implementar desde el municipio, para resolver urgencias que permitan trasladar en forma transitoria las mujeres, a las que les resulta imposible quedarse en un determinado lugar. También cuenta que en una pareja el problema se presenta cuando el que aporta dinero y el sustento de la familia es el marido, en consecuencia, la toma de decisiones en estas circunstancias se complica cuando median fenómenos de violencia.

Estadísticas

Año    Nº    Violencia Familiar/     V. Género     Promedio por mes

2011                             285                S/D                   23,75 %

2012                             367                117                   40,33 %

2013                             485                201                    57,17%

2014                             383                198                    48,42%

2015                             345                 222                   47,25%

2016                             323                 219                   45,17%

 

El 70% es por problemas de adicciones estupefacientes u alcohol, de este porcentaje el 50% son reincidentes.

En lo que va del 2017 las cifras son las siguientes:

Enero                              51                 20

Febrero                          S/D               S/D

Marzo                              47                 16

Abril                                37                 12

Mayo                               39                 13

Más de 235 casos  en total.

Dejar respuesta