Victoria.- El gobierno nacional estableció por decreto que a principios de diciembre se deben abonar 2.500 pesos por empleado en el sector privado y otra cifra similar el enero del 2019. Para Nelson Quintero –Secretario del Centro Comercial– esta medida además de inconsulta es arbitraria y, según la CAME, en el interior un 70 % de los comercios no lo pueden pagar.

Para el dirigente, basta con evaluar los datos del INDEC, el sector lleva 11 meses consecutivos de caída en las ventas. Agrego que, sin distinción, el sector comercial y de Pymes se han visto afectado en todos los rubros, algunos con mayor incidencia, como  son los  textiles y calzados, que rondaron una baja del 30 %, y otros entre 10 y 11 %. “Si tomamos un promedio hay entre un 13 y un 14 % de menores ventas”. Ante este escenario -según la CAME-  el 70 % de los comercios del interior no podrán  asumir el pago del mismo.

La situación  es compleja, de todas maneras reconoció que esto no significa que están en contra del pago a los trabajadores, porque en el marco de una situación económica complicada, a los comerciantes seguramente  les resultaría muy valioso que se pague un bono. Sostuvo que la reactivación se va a dar si se “inyecta” una mayor cantidad de dinero a la gente, por lo cual el aporte se podría definir como bueno, porque daría movimiento el circuito de compras.

Pero el problema que se presenta es la imposibilidad de la patronal para hacer frente al mismo, inclusive el sector se encuentra con pocos incentivos por parte del gobierno, hay una clara imposibilidad de acceder a créditos, la presión impositiva es agobiante y el incremento de los servicios sigue en ascenso; en algunos casos llegan al  2 mil por ciento. “A nosotros,  ante este escenario nos  parece un exceso decretar el pago de un bono,  por parte del gobierno nacional”.

En diálogo con Paralelo 32 reconoció que esto también representa una presión por parte del gremio. Explicó que ante esta realidad han mantenido reuniones con los dirigentes del Centro de Empleados de Comercio a nivel local y de la provincia, dando cuenta de esta realidad. Quedaron a la esperar de una respuesta por parte de la Federación, que seguramente tomará una resolución al respecto. La intención es lograr un acuerdo entre la patronal y los empleados. Además se suma el pago del medio aguinaldo que representa una seria complicación para muchos comerciantes. “Muchos titulares de negocios tendrán necesariamente que recurrir a un auxilio financiero y pagar tasas de entre un 70 y un 80 % anual”. Sostuvo que si el gobierno lanzara una propuesta de créditos a tasa menores, sería una alternativa para cumplir con lo establecido por el decreto.

Al respecto comentó que se han analizado algunas variantes que se plantearon como alternativas, que hoy forma parte de un borrador, entre ellas extender el pago en cuotas hasta cubrir  los 5 mil pesos que plantea el gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here