La semana pasada se inició una amplia investigación en la región tras la localización de tres encomiendas con pastillas de éxtasis dirigidas a personas de las localidades de San Benito y Villa Libertador San Martín. Ante esto, la Justicia Federal ordenó las requisas de las casas y el secuestro de documentación, celulares y material informático.

Bajo una hermética investigación judicial, en la Aduana de Buenos Aires se detectaron tres encomiendas no muy grandes, pero que en su interior se localizaron numerosas pastillas de éxtasis que habían llegado a la Argentina provenientes de Alemania.

Las pastillas de varios colores y con distintos sellos, para marcar la calidad de la droga sintética enviada, tenía como destinos una vivienda ubicada en calle Nogoyá de la localidad de San Benito, en Entre Ríos, indica diario Uno. Las dos restantes llegaron a un par de viviendas de Villa Libertador General San Martín en el departamento Diamante.

Notificado el Juzgado Nacional y Económico de estos delitos vinculados con el contrabando de estupefacientes, es que se ordenaron a la Policía Federal varias diligencias para apuntalar la investigación. De esta manera, entre el viernes 25 y este lunes 28 de agosto se realizaron distintos allanamientos en las tres propiedades. Personal de la Policía Federal de Paraná y agentes especializados de la División Operaciones Federales de Drogas, llegaron hasta las dos localidades.

En Libertador San Martín, se conoció que los domicilios requisados pertenecen a estudiantes de Brasil que estudian en la universidad de esa localidad. En los dos operativos, se incautaron celulares, computadores y documentación. Todo esto será analizado y peritado. Se les hizo saber a las dos jóvenes de 24 y 25 años provenientes de Porto Alegre, que quedaban supeditadas a la investigación judicial proveniente de la Capital Federal.

En tanto, el último de los procedimientos de la Policía Federal, se ejecutó en una vivienda y depósito tipo galpón, en la localidad de San Benito. Allí, se supo vivía una persona que falleció y que en los últimos tiempos había estado ligada con la venta de estupefacientes a gran escala. En el lugar, se incautaron celulares, documentación y material informático.

Por el momento no se dispuso la detención de las personas que vivían en las propiedades, pero las mismas quedaron supeditadas, identificadas y judicializadas.

 

(Fuente: Uno)

Dejar respuesta