La localidad de General Racedo, en el departamento Diamante, desde hace unos días cuenta con un moderno cajero automático del Banco de Entre Ríos que les permite a sus habitantes realizar operaciones bancarias allí mismo, en su localidad, sin tener que trasladarse hacia Crespo.

Además de extracciones en efectivo, este cajero automático permite realizar otras operaciones como: pagar impuestos y servicios, efectuar transferencias, consultar saldos y movimientos, tomar préstamos o generar un plazo fijo, entre otras.

“Nos pone muy orgullosos poder llegar con nuestros servicios a las comunidades más pequeñas, y así facilitarles la manera de operar a los clientes”, explicó Miguel A. Malatesta, Gerente General del Banco, y agregó que “el Banco Entre Ríos tiene como objetivo que los clientes pueden operar de manera rápida, cómoda y segura, y que a través de los cajeros también puedan acceder a la banca digital”.

Con este nuevo dispositivo al entidad cuenta con 341 cajeros automáticos en la región, de los cuales 315 están ubicados en la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here