Mientras desde el Gobierno se asegura que la ocupación hotelera en estas vacaciones de invierno alcanza un 70% en Entre Ríos, los hoteleros se quejan de que la economía no arranca y por lo tanto, los turistas, no aparecen. Sin embargo el turismo marcó records en otros centros tradicionales en esta temporada invernal.

Ocupación hotelera

En el arranque de las vacaciones de invierno de los principales centros emisores de turismo, Entre Ríos registra una ocupación hotelera de alrededor del 70% en once municipios turísticos. “Estamos superando las expectativas que teníamos”, dijo el ministro de Turismo, Adrián Fuertes en declaraciones que reproduce la prensa gubernamental.

Según el relevamiento del Ministerio de Turismo de Entre Ríos, en algunos de los destinos entrerrianos la ocupación alcanza el 90%, mientras que en otros promedia el 50%. En un marco de alta complejidad económica, especialmente para el segmento de turistas que habitualmente elige Entre Ríos, los porcentajes fueron evaluados como positivos por el ministro Fuertes. “Honestamente y teniendo en cuenta la situación general del país, no teníamos altas expectativas para esta temporada. En ese marco, podemos considerar como muy positivos los números que estamos teniendo en la provincia”, manifestó.

El funcionario comparó la situación de Entre Ríos con la de otros destinos que no son estrictamente invernales, como los de la Costa Atlántica, donde la ocupación sólo llega al 50% de acuerdo a datos del sector privado.

Caída

En diálogo con la prensa, Marcelo Barsuglia, secretario de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) y presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Paraná, habló de la crisis del sector por caída en el ingreso de turistas y suba de gastos. Tomando como referencia el fin de semana del 20 de junio de 2013, hubo un 95% de ocupación hotelera en el fin de semana largo de aquel año y Entre Ríos lideró el movimiento turístico en el país. Tres años más tarde, para el feriado por el Día de la Bandera de 2016, esa cifra tan promocionada cayó al 68%. “Es una baja muy importante que significa menor rentabilidad. La cama que no se vende hoy, mañana no se recupera. Tampoco el cubierto. En esta actividad, lo que no se hace en un día se pierde, pero el costo operativo sigue siendo el mismo”, describió en entrevista con El Diario.

La hotelería emplea en la provincia a 11 mil trabajadores en forma directa y junto con el sector gastronómico nuclea 1.200 establecimientos. Es una de las actividades que más sufrieron el impacto de los aumentos tarifarios en la luz y gas, ya que es un servicio en el que se dificulta ahorrar, por ejemplo, en calefacción o iluminación.

“En 2013 la Argentina era otro país. En eso tenemos que ser claros, al margen de cualquier ideología política. Sacás una foto de 2013 y una de 2016 y la diferencia es sustancial. Comparado con 2010, la diferencia es aún mayor. Hubo algún repunte en este 2017, pero la economía no se ha recuperado ni de casualidad. La gente no viaja no porque no quiere, sino porque no tiene los medios”, señaló Barsuglia.

La crítica de Bahler

Ante la situación de poca bonanza en el sector turístico, el diputado Alejandro Bahler (Frente Renovador) atacó las políticas del gobierno provincial. “Mientras Bordet siga improvisando, los turistas seguirán dejando de lado a la provincia como alternativa turística”, afirmó el legislador concordiense en un comunicado. “Gastos en publicidad dos meses antes de las temporadas altas no convencen a nadie, hace falta mucho más que una billetera para lograr turismo y turistas sustentables en el tiempo. El problema es el gran desconocimiento sobre el tema, como la falta de inversión seria en el rubro, sobre todo en la capacitación de los distintos actores directos, en niveles de excelencia, de manera de poder volcar ese aprendizaje en nuestra provincia. Tomemos por ejemplo en este momento algunos centros turísticos puntuales: Salta recibe charters completos y tiene un 90% de capacidad hotelera ocupada. Mendoza tiene perspectivas óptimas, ya miden más del 78% de ocupación, pero proyecta para los próximos días alcanzar casi un lleno total al sumarse los turistas de Buenos Aires”.

Bahler destacó que dentro de la provincia, “la única ciudad que marca diferencia con el resto es Federación, después Colón, ambas son las que más invierten y planifican su desarrollo turístico, como la capacitación de quienes trabajan en el tema. En mi propia ciudad, Concordia, se cambian de estrategias todos los años, lo que marca que no se tiene ninguna, y ahí tenemos sus números, por debajo de la media provincial aún inflando algunos items”.

Finalizó el diputado: “Mientras el gobierno de Bordet no convoque a los más capaces de cada sector y capacite seriamente a quienes trabajan sobre el tema, no habrá ningún resultado, el turista seguirá eligiendo aquel lugar que le transmite seriedad, comodidad y profesionalismo a la hora de brindarle servicios”.

Dejar respuesta