Victoria.- Recientemente desde Vacunación del Hospital Fermín Salaberry se dio a conocer que los agentes sanitarios (que hacen una labor en campo -N.R.) comenzaron un taller de capacitación para obtener la acreditación provincial de aplicadores, hecho que nos llevó a entrevistar a la enfermera de carrera Griselda Eguiazú, responsable del área y quien está a cargo de esta actualización en la formación por esta ciudad. “El dictado se hace en Paraná, pero como los agentes sanitarios –diez en total– no pueden viajar o están destinados a la zona rural, desde Salud Pública me solicitaron si podía hacerme cargo de esta capacitación. Una vez concluido el período de clases, vendrá un equipo desde la provincia a tomarles la prueba final”.

En tal sentido manifestó que además de la técnica propiamente, es sumamente importante recibir esta formación complementaria avalada también por el área de Epidemiología provincial, dado que hay todo un procedimiento que comprende desde el almacenamiento que hace a la preservación, a los agregados (solventes) que sirven para diluir la dosis, los cuales son distinto en cada caso. “Hay que tener mucho cuidado, sobre todo con los bebés, en un adulto uno puede hacer una antitetánica más arriba o más abajo del brazo, pero en los pequeños no hay margen para el error”.

Sobre la afluencia de población que recibe, puntualizó que atienden un promedio de 80 personas diariamente, la mitad de ellos son niños, en el horario comprendido entre las 6 y las 13, y apuntó que “hay una notoria migración de los barrios(al nosocomio) para recibir las dosis, sean antigripales, o del calendario sanitario. Esto no pasaba antes, ya que habíamos organizado las salitas para canalizar con una enfermera preparada esta demanda”.

Agregó que “se ha presidido en esos espacios de las enfermeras que capacitamos precisamente para brindar esta atención, y la gente que se traslada al hospital lo hace saber. Es notable como cada día atendemos casos del 5º, 4º y 3º Cuartel, lo vemos por los registros que llevamos de los últimos meses fundamentalmente”, insistió.

Consultada por Paralelo 32 sobre la provisión de dosis, Eguiazú dijo que no tienen problemas, “la experiencia de años nos lleva a tomar ciertas previsiones, ya que sabemos que la vacuna constituye un elemento fundamental en prevención. Lo hemos notado en los casos de neumonía que se han reducido drásticamente con la aplicación. El caso testigo es con la Prevenar, donde las internaciones por esta patología bajaron en un 85 por ciento”.

Los martes se vacuna exclusivamente BCG, y Eguiazú advierte que hace este recorte porque trata de que no se mezclen poblaciones, en este caso los recién nacidos con personas que vienen por la antigripal, meningitis que se inició recientemente, u otra dosis del calendario. “La antigripal la continuamos porque a los bebés de 6 meses se las aplicamos igual (primera y segunda dosis), más allá de que haya pasado el tiempo preferencial que coincide con la antesala del invierno”.

Abastecimiento

El abastecimiento de dosis sí ha incidido en la provisión a las salas, ya que hubo semanas donde este Semanario pudo saber que no disponían de antigripales ni contra el neumococo, bajo la denominación Pneumo23 (que este año se reemplazó por la prevenar 13 adultos, si ya tiene la anterior), o llegaron partidas y se agotaron rápidamente. En este contexto de aparente desfasaje en la demanda, preguntamos a Eguiazú cómo se organiza el hospital, ya que aseguró que en este ámbito, que no depende de la Municipalidad, esto no ocurrió nunca. “Además mañana (miércoles) llegan antigripales a Paraná, así que no habría mayores inconvenientes para aprovisionarlas, pero insisto, no trabajamos con las salas son dos administraciones distintas, ellos tienen que mandar buscarlas como lo hacemos nosotros”.

— ¿Hay concientización o todavía se nota reticencia?

— Puntualmente me involucré en capacitar a enfermeros en vacunación hace ya tiempo (cumple funciones en esta área hace más de 20 años) porque noté que era una deficiencia en la salud local, sobre todo en los niños. Por eso planteamos estratégicamente descentralizar la aplicación a través de las salas, y funcionó. Pero hemos involucionado en este tema en los últimos meses, y se evidencia cuando las familias llegan a solicitar la Asignación Universal por Hijo, donde las vacunaciones son obligatorias.

Dejar respuesta