Nogoyá.- La información sobre el estado del agua para consumo de Nogoyá sigue estando en el centro del debate y es título a nivel provincial. Ahora los vecinos del barrio San Carlos denunciaron que de sus canillas y duchas salía agua con color turbio, olor y sabor a gasoil.

Los vecinos aseguran que esto sucede a raíz de la contaminación de las empresas del Grupo Bolzán que arrojaron sus efluentes en los campos linderos a las plantas de biodiesel y glicerina, dañando el medio ambiente. El accionar denunciado podría causar daño severo al afectar las napas de agua.

A pesar de que el municipio realiza periódicamente análisis microbiológicos al agua corriente que consumen los vecinos desde algunos sectores de la comunidad exigen análisis más exhaustivos y amplios. Dicha solicitud fue realizada en agosto junto a un extenso pedido de acceso a la información pública en donde se demandó que, además de los análisis habituales, se estudie la presencia de metales pesados y agrotóxicos

“Ante las publicaciones oficiales, por parte del municipio local, de los resultados mensuales pertenecientes al mes de agosto del 2018, del análisis microbiológico del agua de red, nos vemos en la necesidad de aclarar algunos puntos”, comenzó el documento del Grupo Ambiental Nogoyasero (GAN).

“La municipalidad de Nogoyá sigue sin publicar los análisis originales enviados por el laboratorio. Lo publicado en medios de comunicación y redes sociales es una copia tipeada por personal municipal. En la oficina de Bromatología Municipal pudimos tener contacto con los originales y constatar la verosimilitud de la copia. No entendemos la reticencia a la hora de publicar los originales, como creemos que corresponde”, expresaron.

Además, y respecto al acceso a esa información apuntaron: “En las publicaciones se aclara que ‘los análisis realizados se encuentran a disposición de quienes los requieran”’, frente a lo que ironizaron: “Celebramos el cambio en la modalidad, ya que la semana pasada se nos informó en la oficina de Bromatología Municipal, que debíamos solicitarla con nota por mesa de entrada del municipio, dirigida al presidente municipal”.

En cuanto al reclamo principal, los ambientalistas aseguraron que el municipio sigue sin realizar los análisis físicoquímicos, fundamentalmente los destinados a la búsqueda de metales pesados y residuos de agrotóxicos, solicitados por nota del 14 de agosto pasado (Nº de orden 4826 – Folio Nº 1417).

“En declaraciones a distintos medios, el presidente municipal dijo que le había dado curso a este pedido. En la oficina de bromatología se nos manifestó que estos estudios estaban sin realizarse por problemas en la recolección de muestras”, apuntaron y sentenciaron: “Seguiremos esperando por los análisis completos del agua, para llevar total certidumbre y tranquilidad a toda la ciudadanía. Análisis que, según las propias palabras del presidente municipal de Nogoyá, ya deberían estar listos para ser difundidos”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here