Crespo- Ante el aumento de la tarifa eléctrica, un tema cuyo impacto se hizo sentir en la economía de las familias y pequeños negocios, especialmente; algunas situaciones fueran atendidas por la Dirección de Desarrollo Social, a la que en el lapso de tres meses concurrieron once usuarios por dificultades para el pago de sus factura, tres en abril, cinco en mayo y otros tres en junio. Se trata, en la mayoría de los casos, de beneficiarios de otros programas sociales.

“Fueron situaciones muy puntuales, de viviendas donde alquilan, con facturas que llegaron en el orden de los 1.100 o 1.200 por mes; y un caso de una factura de 4 mil por total del bimestre”- comentó a Paralelo 32 la directora, licenciada Vanesa Pusineri. Precisó de algunas situaciones llamativas en cuanto a los montos considerando los escasos artefactos eléctricos que se disponen, sobre todo de gente que habita departamentos chicos. Señaló que en junio hubo dos casos de gente que venía pagando muy poquito y vio incrementada su factura y otro caso de una factura bimestral de 10.000 pesos, intervino Enersa y detectó pérdidas en la instalación eléctrica, que era precaria.

Desde septiembre de 2016 en que la Dirección de Desarrollo Social recibió la resolución del EPRE para que se canalicen a través del municipio las gestiones de la Tarifa Eléctrica Social, mediante ficha socioeconómica ante el EPRE, transcurridos 21 meses, hasta el momento se gestionaron 34 solicitudes en total. “En muchos casos hay familias que reúnen los requisitos, pero no pueden gestionar la tarifa social porque los medidores de luz están a nombre del propietario de la vivienda que alquilan”-indicó Pusineri.

Estos trámites también se pueden realizar en las oficinas comerciales de la empresa de energía eléctrica, donde no fue posible recabar información sobre la cantidad de trámites concedidos, como tampoco sobre la cantidad de cortes de suministro por falta de pago por el aumento de tarifas. Asimismo se desconoce el número de trámites realizados a comienzo de abril, en ocasión de la presencia de los servicios de El Estado en tu Barrio.

Quiénes pueden pedir la tarifa social

La directora de Desarrollo Social explicó que hay varios criterios para acceder a la tarifa eléctrica social provincial para usuarios residenciales de escasos recursos. Pueden ser jubilados o pensionados con un haber menor o igual a 1,5 veces la jubilación mínima nacional que en la actualidad es de $ 8.016 (el nuevo monto tope establecido para acceder al beneficio es de $ 12.024); también pueden gestionarlo personas con trabajos informales y donde un miembro de la familia requiera la utilización permanente de equipos eléctricos. Recordó que es necesario quien gestione la tarifa social sea la titular del medidor de luz, excepto en el caso del electrodependiente. Los beneficiarios de las tarifas sociales provinciales, además cuentan con exenciones de tasa municipal e impuesto provincial.

Pusineri recordó que, por otra parte, existe la Tarifa Social Nacional, que otorga Nación en forma automática en base al cruce de datos de los usuarios de la distribuidora con la base de datos del Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (SINTyS) por medio de la participación del EPRE. Y explicó “que se pueden tener los dos beneficios a la par y se incluye a las familias cuyos ingresos no superen los dos salarios mínimos”.

Quienes consideren que el beneficio le corresponde, pero no fue incluido automáticamente, podrá comunicarse al 0800 – 3332182, donde se atienden las consultas sobre el tema.

En PAMI

Los jubilados y pensionados nacionales pueden solicitar información sobre los requisitos y documentación a presentar en Enersa para realizar el trámite, en la oficina local de Pami. Enersa informó en una reciente reunión de coordinadores los detalles sobre los requisitos para acceder al subsidio que otorga la Secretaría de Energía, que contempla una bonificación en la factura de energía eléctrica por el valor de 130 kw bimestrales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here