Emprender online es mucho más barato que poner en marcha un negocio físico, pero la dificultad para llevar a buen puerto un proyecto en Internet es la misma. Pocos son los negocios online que terminan siendo verdaderamente exitosos, aunque este es un dato que no debe desanimar a nadie. Para lograr que la aventura de emprender ofrezca los resultados deseados, en esta nota compartimos 6 claves útiles para poder lograrlo.

1- Creer ciegamente en el proyecto.

Sea o no sea una idea de negocio brillante u original, hay que poner pasión cuando se inicia un proyecto de cualquier tipo y el mundo online no es la excepción. Tener fé en lo que se ofrece es básico para trabajar duro y realizar los sacrificios necesarios. También es importante no prestar atención a las personas pesimistas que puedan hacer que desconfíes de tu propio proyecto. De todos modos, si después de cierto tiempo las cosas no funcionan, hay que volver hacia atrás, analizar y corregir aquello que no se haya hecho correctamente.

2-  Diferenciarse

Copiar un proyecto, por mucho éxito que éste tenga, nunca es una buena idea. Hay que establecer claramente el beneficio que ofrece tu producto o servicio y tratar de diferenciarse de algún modo de aquellos que venden lo mismo. No necesariamente hay que ser demasiado innovador para lograrlo, quizás un leve detalle en la atención, en las entregas -entre otras cosas- haga la diferencia. Lo importante es no parecer uno más.

3- Ser persistente

El éxito casi nunca llega a corto plazo. Por eso es importante trabajar con la mentalidad adecuada, ser paciente, disciplinado y prepararse para una larga travesía. Probar nuevas cosas, intentarlo de nuevo cuando algo no haya funcionado, y aprender de los fracasos para aplicar esas enseñanzas al negocio es la mejor fórmula para lograr el objetivo marcado.

4- No querer hacerlo todo solo 

Resulta imposible dominar todas las áreas que implica emprender online. Un negocio en Internet requiere de conocimientos técnicos y comerciales. Pretender llevar a cabo todas las tareas uno mismo es la mejor receta para el fracaso. Rodearse de un equipo de trabajo competente o contratar consultores que se encarguen de las tareas específicas es esencial para que todo salga perfecto.

5- Aprender nuevas habilidades

Aun así, hay que tener en cuenta que el mundo digital es un entorno en permanente cambio. Por lo tanto, es importante formarse continuamente y aprender nuevas habilidades que puedan ser aplicables al negocio. Hay muchas herramientas online como calendarios, gestores de proyectos  o un creador de paginas web; que con muy poca experiencia se pueden aprender a usar para mejorar los procesos o incluso la estética del emprendimiento.

6- Reinvertir

No hay mejor fórmula para crecer. Reinvertir los beneficios en mejorar y/o ampliar tus productos o servicios es una recomendación a tener muy en cuenta. Sólo de este modo se puede llegar a competir con los grandes y lograr una cuota de mercado importante.

Dejar respuesta