Crespo- El miércoles 17, los doce empleados de Indupler, una fábrica instalada en el Parque Industrial dedicada a la producción de bolsas de polietileno que comercializa con el nombre de Merkofil, decidieron iniciar una medida de fuerza en reclamo del pago de salarios adeudados correspondientes a los meses de octubre, noviembre, diciembre y el medio aguinaldo.

Aparentemente se agotaron las instancias de diálogo entre el personal, que venía siendo tolerante con el atraso del pago de sus haberes desde hacía bastante tiempo, y los propietarios de la firma, por lo que luego de regresar de las vacaciones que la patronal dispuso para todos por igual durante los primeros quince días de enero, decidieron realizar acciones de reclamo.

Según pudo saber Paralelo 32 de fuentes extraoficiales fidedignas, en la situación interviene el Ministerio de Trabajo de la Provincia, ante quien se habría recurrido con un pedido de audiencia conciliatoria. Hasta tanto el organismo cumplimente los pasos legales y conceda lo solicitado en busca de una solución al grave problema, el plantel de obreros compuesto por operadores de máquinas, administrativos y distribuidores agremiados a la Asociación Empleados de Comercio de Crespo, cuyo secretario general, Carlos Paifer, interviene en las negociaciones; sigue con las jornadas de brazos caídos, tal como sucedió el jueves y también hoy viernes; donde personal del Ministerio de Trabajo constató la situación que encuentra a la fábrica de puertas cerradas, sin posibilidades de acceso por parte del personal. En el lugar, donde estuvo presente un cronista de nuestro medio, se evaluaba un presunto vaciamiento que se estaría produciendo en la empresa.

 

(Un abordaje completo sobre el tema, en la edición Crespo de Paralelo 32 de este sábado 20)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here