Seguí– El miércoles 15 de febrero se colocó la primera cabreada de 30 metros de largo a 10,5 metros de altura en la obra del gimnasio cerrado que construye el municipio, que tiene una superficie cubierta de 1.500 metros cuadrados y 12 metros de alto.

Con una importante logística, aprovechando el respiro que dio el clima, empleados municipales y personal de las empresas contratadas, con la ayuda de una moderna grúa telescópica, iniciaron con la colocación de las 11 cabreadas del techo que lleva esta obra destinada a la práctica de distintas disciplinas deportivas y eventos institucionales y culturales.

Tanto la obra, como el trabajo de colocación de cabreadas y lo que será la puesta del techo a 12 metros de altura, por sus dimensiones, históricamente no registra precedentes en la construcción privada ni tampoco en la obra pública de Seguí, por lo cual fue un momento único el que se vivió el miércoles.

Este proceso que marca la finalización de una de las etapas del plan de ejecución, fue excelente, siendo que cada una de estas 11 cabreadas con un peso aproximado a los 800 kg. encastró perfectamente en los soportes que se ubicaban a 10,5 mts. de altura.

Asimismo, provocó la alegría y orgullo del personal municipal que diariamente y bajo la dirección de obra del intendente Cr. Cristian Treppo, ponen todo de sí para lograr que la concreción del gimnasio sea una fiel muestra de un trabajo bien hecho y en equipo.

Dejar respuesta