El titular de Enersa aclaró que el único cargo provincial en la factura es para el Fondo de Desarrollo Energético de Entre Ríos

0
553

El titular de Enersa, Jorge González, brindó detalles de la conformación de la tarifa eléctrica y aclaró que el único cargo provincial en la factura es para el Fondo de Desarrollo Energético de Entre Ríos (Fedeer) que “se utiliza para hacer obras de gas natural y electrificación rural”, precisó.

En los consumos de 0 a 300 KW hora esa carga es de cero por ciento, es decir que no hay aplicación de ese fondo en los consumos más bajos. En tanto, de 301 a 800 KW es del 13 por ciento, y de 801 KW hora en adelante es el 18 por ciento.

“Este Fondo no es una carga impositiva porque se utiliza para hacer obras de gas natural y electrificación rural, y tienen un contralor del Tribunal de Cuentas y de los contadores auditores. Es decir que se destina para que se llegue a sectores que están imposibilitados de abonar ese tipo de obras. Ese es el único cargo que tiene la provincia y se aplica solamente en los sectores residenciales”, subrayó.

A dar explicaciones de cómo está conformada la factura de electricidad, González indicó que tiene tres componentes: el precio mayorista en la compra a Camesa (Nación), el costo operativo o de distribución de Enersa y las tasas nacionales, provinciales y municipales.

Advirtió que el incremento del precio mayorista, “que fue el gran desencadenante de todo esto”, fue en los últimos dos años el 833 por ciento, y precisó que en el último año ese aumento fue del 162 por ciento, mientras que en el último período estival, “que es donde más se consume energía eléctrica”, fue de un 68 por ciento.

González también se refirió a las tasas municipales y explicó que hay un decreto provincial, el Nº 869, que fija un tope del 16 por ciento; como así también a la aplicación del IVA que es impuesto nacional coparticipable, que en el caso de los usuarios residenciales es del 21 por ciento, y en el de usuarios comerciales e industriales del 27 por ciento.

En otro aspecto detalló que el denominado Valor Agregado de Distribución (VAD), aplicado en las tarifas, se compone de varios elementos relacionados con los costos operativos de distribución. Dio como ejemplo el costo de combustibles y detalló que a fines de marzo llegó a casi un 15 por ciento de incremento.

“Cómo sostenemos los costos con la inflación o con estos incrementos. Nosotros al usuario tenemos que garantizarle calidad, que no se corte el servicio y si sucede reestablecerlo en el menor tiempo posible. Y eso se hace con equipamiento, con vehículos, con recursos humanos capacitados. Esos son los costos operativos de la empresa. Además, no le debemos ni un peso a Camesa y la calidad del servicio en Entre Ríos es una de las mejores del país”, sostuvo el presidente de Enersa.

Gradualismo

En otro orden, consideró que la quita de subsidios debió haberse aplicado de manera gradual y comentó: “En dos años no puede hacerse lo que no se hizo en mucho tiempo. Si se quería quitar el subsidio, actualizar el precio de generación, que no se produzca déficit fiscal, primero hay que hacer un trabajo de concientización, de educación sobre el uso responsable de la energía durante un tiempo prolongado”.

Advirtió además que “no se está viendo un cambio cultural de mayor cuidado de la energía” y detalló que anualmente se registraba un incremento anual de la demanda residencial, que es la que más impacta, del 4 por ciento y actualmente es del 2,5 por ciento.

Apuntó que en el verano se registraron grandes picos de consumo del orden del 68 por ciento en los bimestres de diciembre y febrero. “La mayor demanda de energía se dieron en esos meses”, indicó y entendió que también se debió analizar en qué momento quitar los subsidios y qué está pasando con el gas natural. En este sentido acoto que “la gente no está preparada para provocar un cambio que logre disminuir abruptamente el consumo de servicios esenciales”.

Por otra parte, manifestó: “Debemos discutir entre todos y analizar que el costo de la energía que repercute en todos los sectores, entre ellos el productivo con los que nos hemos sentado a dialogar. Antes lo tenía relegado porque no aparecía como un valor porcentual fuerte y hoy sí aparece con un valor muy fuerte en su costo de producción, operativo y de logística. Por eso, todas esas cosas hay que discutirla de forma integral no poner parches”, entendió González.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here