Crespo.- Se conoció el informe final elaborado por profesionales del Instituto Economía y Sociedad y la Oficina de Vinculación Tecnológica y Social de la Facultad de Ciencia y Tecnología, de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, presentado por la empresa Chen Haibing, para el trámite de habilitación del supermercado a ubicarse en Los Constituyentes 1670. Como conclusión fundamental, el estudio asegura que “el proyecto no presentará impactos negativos sobre el territorio ni la población”.

Perfil del comercio

En el trabajo académico el propietario del supermercado, Chen Haibing y el contador de la empresa, Aníbal Visintin, responden una entrevista donde aclaran cuestiones sobre el perfil comercial del supermercado. Dicen que el emprendimiento apunta a “toda persona que haga compras minoristas. También se venderá de manera mayorista a despensas de la zona por compra por cantidad”. Señalan que se ofrecerán artículos perecederos y no perecederos, carnicería, verdulería, panadería, bazar, artículos para el hogar, limpieza, comidas y productos congelados, insumos para jardinería, juguetes y perfumería. No se venderán electrodomésticos, pescados, comidas para llevar y artículos de librería. Serán tercerizados los servicios de carnicería y verdulería; en tanto para la panadería se piensa comprar a panaderos de la zona. Los productos serán tanto de primeras marcas tradicionales como marcas alternativas. No habrá nada de elaboración propia, pero sí productos regionales. Se ofrecerá entregas a domicilio contratando un servicio de trafic. No tendrá ventas on line; los productos no serán novedosos, “más bien tradicional”. No sabe el propietario si el precio será más caro o más barato frente a la competencia.

Al comienzo se proyecta contratar seis personas. Los horarios de atención serán de lunes a sábado de 8.30 a 13, y de 17 a 21. “Los domingos serán horarios diferentes, debido a que en Crespo hay reglamentación con el trabajo los días domingos y es un lugar donde se sigue conservando tradiciones culturales y religiosas por lo que hay respeto por el trabajo en los días domingos y feriados”, aclara la respuesta.

Conclusiones

Entre las conclusiones, el estudio de la UADER reseña:

  • Que la obra, “hasta aquí”, se ha ejecutado de manera adecuada; “desde el punto de vista constructivo, se trata de una obra realizada con cuidados, con materiales adecuados y de calidad y, en general, con un nivel más que aceptable, conforme a las normas del buen construir”.
  • La etapa constructiva no generó en el área de influencia, ningún tipo de problemas ambientales como movimientos de suelos, tampoco problemas urbanísticos como alteración de la circulación vehicular o congestión; tampoco generó conflictos sociales.
  • “En prospectiva, por su parte, una vez que comience la etapa operativa del proyecto, desde el enfoque ambiental, urbanístico, social y económico, en términos generales se concluye que el proyecto no presentará impactos negativos sobre el territorio ni la población”, indica el informe, porque “se trata de un comercio de tamaño medio, que está emplazado en un área urbana con condiciones de absorberlo sin grandes inconvenientes”.
  • Por el contrario, el estudio destaca impactos positivos, porque “se pone en marcha una nueva oferta de bienes y servicios a la comunidad” que “puede contribuir a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Crespo” con generación de empleos, nueva boca de expendio, mejora en la competitividad de los productos y precios. El impacto sería positivo para el vasto sector de población que habita en el área de influencia directa”.

Recomendaciones

Al referirse a las recomendaciones, “probablemente el tema excluyente a considerar a futuro gire en torno a la congestión vehicular que pudiera darse en la zona como consecuencia de un previsible incremento en la circulación vehicular y de peatones, en particular, sobre Av. Los Constituyentes”, señala el informe. Como medida preventiva, se recomienda destinar un sector del predio sobre la calle lateral T. Ratto como zona de estacionamiento adicional, para evitar que los clientes en automóviles atraviesen Los Constituyentes para acceder o salir del comercio.

Otro aspecto es la ausencia de arbolado perimetral, “un asunto que, de ser atendido por los titulares del emprendimiento, mejorará las condiciones del área”. Se recomienda plantar árboles en todo el perímetro de la manzana en zonas destinadas a estacionamiento de vehículos, según las recomendaciones municipales sobre especies.

En cuanto a la minimización de riesgos hídricos y de deterioro del suelo para evitar anegamientos, se recomienda realizar en forma periódica un adecuado mantenimiento de los sistemas de evacuación de excesos hídricos, tanto del predio donde se asienta el establecimiento como en los espacios aledaños. Con respecto al suelo, si bien se encuentra el predio impermeabilizado, se recomienda control periódico sobre el estado de la carpeta de hormigón para evitar fisuras que podrían permitir la filtración de fluidos, sobre todo donde se depositen residuos.

Finalmente, se dan una serie de sugerencias para mejorar detalles de la obra civil, como  ejecutar rampa de accesibilidad en la salida de emergencia sobre calle T. Ratto; construir rampa de accesibilidad a baños públicos externos en el sector de cocheras; proveer de ventilación al baño del depósito para personas con discapacidades; mejorar revoques en áreas de cargas para evitar entradas de aguas de lluvias; entre otras.

Población dividida

El Anexo II contiene una encuesta a la población de influencia directa del emprendimiento. Del relevamiento “se observa que las familias entrevistadas, se encuentran divididas en relación a la opinión de apertura del nuevo supermercado. Algunas están a favor y remarcan la necesidad de contar con más opciones con la esperanza de que los precios sean menores a los actuales y la diversificación mayor. Por otro lado un grupo de vecinos se resiste, y es coincidente con aquellos que tienen pequeños locales comerciales en sus domicilios. En estos casos observan la apertura como una amenaza a sus comercios”.

El trabajo asegura que “la puesta en funcionamiento de algunos supermercados ha favorecido a pequeños comercios complementarios que no se dedican a vender productos sustitutos, incluso ha propiciado la apertura (o la reactivación) de nuevos locales (como viveros, carnicerías, ferreterías, lavanderías, entre otros), quizás debido al incremento de clientes que se produce en la zona, inicialmente atraídos por el supermercado”.

Profesionales intervinientes

El estudio analizó una descripción de la obra, caracterización del ambiente receptor del supermercado e impactos potenciales a nivel ambiental, económico y socio-cultural. El informe final tiene 65 páginas y consta de un estudio central y dos anexos. Coordinaron el trabajo la economista Laura Bevilacqua y el biólogo Ricardo Goñi. Intervinieron la licenciada Eugenia Bevilacqua, arquitecta  Flavia Enesefor, geólogo Javier Soffiantini e ingeniero Carlos Torres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here