El recinto de la camara alta durante el debate donde se convirti— en ley el proyecto original que incorpora al C—digo Penal la figura del "ciberhostigamiento" en Buenos Aires, el 13 de Noviembre de 2013. (Charly Diaz Azcue / PRENSA SENADO)

No habrá tratamiento exprés del proyecto de aborto en el Senado Pese a la intención de las organizaciones a favor del aborto legal de no dejar que el tema se enfríe y tenga un trámite veloz en el Senado de la Nación, no habrá allí un tratamiento exprés, aunque tampoco supondrá plazos tan largos como lo tuvo en la Cámara de Diputados.

Estaba previsto que este martes se desarrollara una reunión con los jefes de los bloques mayoritarios para avanzar con los acuerdos relativos a los giros de comisión y los plazos estimativos del debate, pero la tragedia familiar del jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff (UCR), puso un freno y en ese contexto es posible que no se desprenda un cronograma tentativo hasta la semana que viene.

Este lunes se iba a desarrollar además una conferencia de prensa en el salón Illia del Senado encabezada por el jefe del bloque PJ, Miguel Pichetto, junto al colectivo de mujeres y diputados que impulsan la ley de despenalización del aborto, pero la actividad fue levantada debido a los acontecimientos luctuosos. En cambio, se realizó una reunión a puertas cerradas en el despacho del rionegrino, que recibió, entre otras personalidades, a la escritora Claudia Piñeiro, las actrices Verónica Llinás y Dalma Maradona, la dirigente política Malena Galmarini y representantes de la Fundación Huésped.

También formaron parte del encuentro los diputados Daniel Lipovetzky, Victoria Donda y Silvia Lospennato, tres de los protagonistas parlamentarios de la media sanción en Diputados. Declarado defensor del aborto legal, Pichetto venía bregando por un raudo trámite, aprovechando el envión anímico que significó la media sanción, a fin de que la votación del proyecto no se realice más allá de comienzos de julio.

“No habrá un debate muy largo, creo que con dos o tres semanas de tratamiento ya se podría votar”, dijo la semana pasada. Sin embargo, la tragedia de Naidenoff sumado a la resistencia del sector antiabortista puso paños fríos a estas expectativas, por lo que el debate podría estirarse varias semanas más. Los que vienen trabando un tratamiento expeditivo son, no casualmente, los detractores del proyecto, que saben que estirar los plazos podría hacer mermar el impulso de la “ola verde”. Uno de los que salió al cruce de Pichetto fue el senador formoseño de su propia bancada José Mayans, en contra de la iniciativa, que consideró que se trata de “un tema muy profundo y hay que dar una discusión profunda”.

En la misma línea, la radical jujeña Silvia Giacoppo sostuvo que el proyecto “tiene que pasar por las comisiones que tenga que pasar” y pidió no “tratarlo a las apuradas”. Su correligionaria Silvia Elías de Pérez también pidió no apurar los tiempos y reclamó que se escuche “la opinión de todas las provincias”. La tucumana reforzará estos planteos en una reunión que tiene programada para esta semana con la vicepresidenta y titular del Senado, Gabriela Michetti, y con el presidente provisional, Federico Pinedo.

De acuerdo a los primeros sondeos, el proyecto de aborto legal, que el jueves pasado logró media sanción en la Cámara de Diputados por una ajustada diferencia, también tendría en el Senado un escenario dividido en porciones prácticamente iguales, por lo que la definición de los votos de los indecisos será fundamental para dilucidar hacia dónde se inclina la balanza.

Algunos senadores, que se mantienen en el lote de indecisos, como el misionero Maurice Closs, plantean que la legalización del aborto tendría afectación presupuestaria, con un fuerte costo fiscal para las provincias por lo que propone revisar el dictamen proveniente de Diputados y devolverlo con cambios.

 

(Fuente www.perfil.com).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here