A través de un trabajo conjunto de los organismos que brindan asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) y el Indec presentaron este miércoles el Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (Rucvm).

Los resultados estadísticos revelados corresponden a los casos de violencia, basados en el género, de mujeres de 14 años y más, que hayan sido denunciados ante un organismo del área de la mujer y/o hayan solicitado algún tipo de ayuda en las instituciones de salud (hospitales o centros de atención médica), justicia (juzgados, fiscalías), seguridad (policía, comisarías de la mujer), etc., ya sea en forma directa o a través de terceros, y que hayan sido informados al Indec entre 2013-2017. En total se registraron 260.156 casos.

Según este informe, los principales puntos que se destacan son los siguientes:

• En relación directa con el tipo de organismo o institución pública aportante, el 71,3 por ciento de los casos corresponde a la búsqueda de asesoramiento, orientación y asistencia por parte de las mujeres de 14 años de edad y más. En segundo término se encuentran las denuncias judiciales (16,9 por ciento) y, en proporciones aun menores, las correspondientes a presentaciones policiales y a consultas realizadas para la atención de la salud de las víctimas. Estas dos últimas suman menos del 5 por ciento.

• Los casos de mujeres que tienen entre 20 y 29 años son los que están más representados en la base (Rucvm) (30,8 por ciento), seguidos de los que corresponden a mujeres que tienen entre 30 y 39 años de edad (29,4 por ciento). Ambos suman el 60,2 por ciento del total de casos registrados e informados al Indec. Se puede observar entonces que, a mayor edad, la representación es menor, a excepción de las adolescentes.

• Los casos de mujeres de 14 a 19 años de edad constituyen el grupo con menor representación en el total de casos. En este sentido hay que tener en cuenta que algunas instituciones reciben denuncias solo de mujeres de 18 años o más.

• Con respecto a la situación laboral de las víctimas, que expresa su grado de vulnerabilidad y sus posibilidades económicas para salir del contexto de violencia, la mitad de los casos corresponde a mujeres que tienen un empleo formal o informal (50,4 por ciento). Esto contrasta con las características informadas por la víctima acerca del agresor.

• En el 82,7 por ciento de los casos, el vínculo de la víctima con el agresor es el de pareja (45,8 por ciento) y expareja (36,9 por ciento). Esta situación se da en todos los grupos de edad de las mujeres. Hay otros vínculos familiares presentes en determinadas edades: los padres (padre y madre) entre las adolescentes de 14 a 19 años (17,3 por ciento) y los hijos (hijo e hija) entre las mujeres de 50 años y más. El peso relativo de los hijos es del 13,8 por ciento en el grupo de mujeres de 50 a 59 años y del 32,2 por ciento entre las de 60 años y más.

• A la relación de parentesco entre víctima y agresor se suma la condición de convivencia entre ambos. La víctima convive con el agresor en el 76,8 por ciento de los casos cuando se trata de la pareja, en un 69,1 por ciento cuando es el padre, en el 67,3 por ciento en el caso de la madre y en el 66,3 por ciento cuando son los hijos.

• Las instituciones han reportado al Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (Rucvm) casi todos los tipos de violencia incluidos en la ley 26.485/2009. Hasta el momento no se cuenta con casos de violencia mediática. Los tipos de violencia no son excluyentes. Las mujeres declaran que sufren más de un tipo de violencia en forma simultánea, lo que se informó en el 70,0 por ciento de los casos.

• La información del Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (Rucvm) da cuenta del predominio de la violencia psicológica (86,9 por ciento), seguida de la física (67,4 por ciento), la simbólica (25,1 por ciento), la económica y patrimonial (19,4 por ciento) y la sexual (7,9 por ciento).

• La modalidad de violencia más informada al Rucvem es la doméstica (97,0 por ciento). El Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (Rucvm)  recibe además datos de instituciones que se ocupan de atender otras modalidades, como las denuncias de violencia laboral, obstétrica, contra la libertad reproductiva e institucional, pero ellas tienen escasa representación en el total (alrededor del 1 por ciento).

• La frecuencia de la violencia y el tiempo de maltrato constituyen dos variables que dan cuenta de la gravedad de la situación de violencia que soportan las mujeres antes de decidirse a concurrir a un centro en busca de ayuda. En el 93,3 por ciento de los casos registrados e incorporados al Rucvm, las mujeres mencionan que han sufrido situaciones de violencia más de una vez. En cuanto al tiempo de maltrato padecido, el 40,5 por ciento de los casos refiere a un período de 1 a 5 años y el 23,8 por ciento de los casos a más de 10 años de maltrato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here