Bordet dijo en rueda de prensa que en el encuentro con el Presidente se acordó que “todas las obras que se están ejecutando y las que están en proceso licitatorio y que están convenidas se van a terminar de ejecutar. Puede haber dificultades con las obras nuevas, pero en eso la provincia está trabajando con programas y fondos propios, como en el caso de viviendas, para dinamizar justamente este sector”.

“Por eso, independiente del recorte que se puede producir en el presupuesto nacional, en la provincia vamos a estar activos con la obra pública”, aseguró el Gobernador.

Los mandatarios provinciales “le manifestamos al Presidente nuestra preocupación de que se paralice la obra pública, no solo por lo que necesitan las provincias y los municipios en materia de infraestructura, sino también por lo que la obra pública genera en materia de trabajo”, comentó el titular del Ejecutivo entrerriano.

Durante la charla con Macri “también marcamos claramente en qué cosas no estamos de acuerdo porque tenemos posiciones definidas y tomadas. Pero lo importante es que cuando hay diálogo estas cosas pueden subsanarse”, añadió el Gobernador.

Bordet reiteró su preocupación por la situación financiera del país y apuntó que ello repercute en la provincia, en los municipios y en el bolsillo de la gente. “Este es un tema que nos preocupa y por eso fuimos a la reunión y estuvimos hablando de cómo trabajar en una agenda futura para tener previsibilidad, que es lo que necesitamos”.

“El objetivo es tener las cuentas claras y equilibrio fiscal”, confirmó Bordet, y apuntó que su gestión redujo el año pasado un 30 por ciento el déficit respecto a 2016. “Esto significa trabajar con gran responsabilidad y ordenar un gran desequilibrio financiero que es lo que nos llevó a esta situación”, agregó.

Dejar respuesta