El precio de los combustibles aumentará en los próximos días entre un 3 y un 5 por ciento, como consecuencia de la devaluación y el incremento en el precio internacional del petroleo, según revelaron fuentes empresarias.

Las principales compañías del mercado local vienen analizando la evolución de esa variables y esperan la decisión de la estatal YPF, para tomar una determinación sobre el incremento que se aplicará. El precio de los combustibles está totalmente liberado en el mercado local, luego de que el Gobierno decidió no continuar con el acuerdo que tenía con las empresas petroleras para ajustar el precio de los combustibles cada tres meses.

En el Gobierno analizan hasta cuánto se permitirá aumentar a la empresa estatal YPF, que maneja el 60% por ciento del mercado, para evitar un alto impacto en los precios internos de la economía. La administración macrista, que elevó la pauta anual de inflación para este año al 15%, no quiere que se le dispare esa meta, teniendo en cuenta que a partir de febrero comenzarán a regir los aumentos en prepagas, transporte público y tarifas.

El primero de diciembre pasado se aplicó el último aumento de combustibles del 6%, que llevó el anual al 35% en el caso de las naftas premium y al 28,6% en el caso del gasoil, más de 6 puntos porcentuales promedio por encima de la inflación del año anterior, que se estima rondará un 24 por ciento.

El mercado de combustibles está liberado lo que permite a las compañías trasladar al consumidor los aumentos que tienen en cuenta el valor del dólar de los últimos días y el precio internacional del petróleo crudo.

Dejar respuesta