Nogoyá.- Luego de las reiteradas denuncias de los nogoyaenses por contaminación, desde el municipio se ofreció una conferencia de prensa en la que participaron, el intendente, Rafael Cavagna; el Secretario de Obras y Servicios Públicos, Manuel Schönhals; el Secretario de Gobierno, Marcelo Barreto; el Secretario de Hacienda y el Juez de Faltas, Eduardo Larrat.

De este modo confirmaron, tras una audiencia con los representantes de la empresa que arroja líquidos industriales que contaminan la ciudad sobre el Barrio San Carlos, un acuerdo de paralizar la producción durante diez días y cumplir con una serie de requerimientos a fin de subsanar los inconvenientes que son de público conocimiento.

El intendente Cavagna explicó que el 10 de abril desde el gobierno municipal se tomó la decisión de cortar el servicio de cloacas para un determinado sector de la ciudad, por haberse encontrado en la superficie desechos que se consideraron industriales, se hizo un decreto y se procedió a cortar el caño que hasta la fecha está fuera de servicio. “Esta fue la primera intervención que realizamos a la inmediata aparición de los derrames”, expresó en conferencia.

“Después de esta decisión vimos que había derrames de efluentes en la zona aledaña a la firma del Grupo Bolzán, por lo que se hicieron las actas correspondientes y fueron arrimadas por los diferentes actores a la Justicia de Faltas y también a la Justicia Ordinaria, donde está interviniendo el doctor Uriburu”, sumó. “Este es un problema que nos compete a todos, entendemos la preocupación de los vecinos y los hemos escuchado”, detalló.

Por su parte, el Secretario de Obras y Servicios dijo: “A raíz del decreto 215 se produjo el corte del servicio de cloacas por una conexión clandestina que había en la red paralela a la Ruta Provincial N° 26, que en principio no sabíamos si correspondía a la empresa a la empresa Glycopharma o Bio Nogoyá; esto originó que por no poder usar el servicio de cloacas se originaran derrames hacia calle 16 de Julio, que se conocieron públicamente, por lo que se tomaron una serie de medidas que terminaron en una sanción peculiar por el derrame de líquidos industriales a la vía pública. Este martes, en virtud de que veníamos juntando elementos para dictar la clausura de la empresa, tuvimos una reunión en conjunto con el director de Medio Ambiente y dos socios de la firma, Matías y Lucas Bolzán, y un director de origen italiano de la empresa Glycopharma”.

“Nos presentaron un plan de tres meses para remediar el daño provocado, pero desde el gobierno le exigimos la inmediata cesación del vuelco de líquidos hacia la vía pública y esta exigencia originó la necesaria paralización de la planta. Se llegó a un común acuerdo de la paralización de 10 días para realizar diversas acciones, para que se realicen las obras necesarias de manera interna para tratar los efluentes”, completó.

Perfil industrial

Glycopharma es una empresa asociada a Grupo Bolzán que refina glicerina hasta su estado más puro, con destino a la exportación hacia varios países. La glicerina es utilizada en muy variados productos, entre otros en pasta dental y comestibles. Fue anunciada en su momento como la planta de glicerina más moderna del país y por su buen nivel de gerenciamiento y asesoramiento técnico seguramente hallará el modo de resolver el problema de sus efluentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here