Victoria.- Se realizó la semana pasada el acto protocolar de inauguración de la carrera: técnico superior en enología y fruticultura, que actualmente cuenta con 38 alumnos. La celebración fue en el anexo de nivel superior de la Escuela de Educación Técnica N°1 Dr. Pedro Radío. Se trata de un gran acontecimiento en una provincia donde se está afianzando la plantación de vides y la producción de vinos.

Participaron del acto la rectora del establecimiento, Adriana García, estudiantes de la tecnicatura, el productor vitivinícola y gran impulsor de la carrera Rubén Tealdi, el director Departamental de Escuelas Gustavo Broin, la directora del nivel superior del Consejo General de Educación Mirta Espinosa y el secretario general del Consejo General de Educación, Humberto Javier José.

El encuentro sirvió para hablar de la tecnicatura en enología y fruticultura en particular, y de la educación en general. Asistieron como público miembros de diferentes instituciones de la ciudad e interesados por la carrera.

Sobre esto, es preciso indicar que todos los disertantes estuvieron de acuerdo en que el terciario es un logro en conjunto de gran influencia para toda la región y que contempla una mirada a futuro. Seguidamente, en diálogo con Paralelo 32, Mirta Espinosa anunció: “Estamos trabajando en la continuidad de una cohorte más para 2018. (Esto significa que no terminará en una sola promoción sino que la carrera se extenderá para quienes se inscriban el año próximo. N de R). Este punto ya se había hablado en un principio como una posibilidad, y está relacionado con que hay una enorme cantidad de gente que se quedó sin poder empezar este año y que está averiguando al respecto”.

Sabrina Imbert es técnica de INTA Victoria

En este sentido, aclaró que los interesados por la carrera no sólo son victorienses o de los alrededores del Departamento, sino también ciudadanos de Rosario y Santa Fe. Asimismo, calificó de “inéditas” a las experiencias de producciones que se realizan en Victoria.

Al mismo tiempo, Espinosa reconoció: “La mentora de la idea fue Graciela Bar, una de las presidentas históricas de la educación de Entre Ríos. Y la prepotencia del trabajo fue de Sonia Algarañaz, quien ha coordinado todo este esfuerzo, el equipo de gestión de la escuela Pedro Radío, la gente del INTA, los emprendedores, el equipo técnico de la Dirección de Educación Superior y el equipo especializado en teoría curricular de Buenos Aires”. Incluso, explicó que la carrera no es producto de una situación coyuntural o episódica, sino que se trata de un “un proyecto a largo plazo que tiene la pretensión de que los jóvenes de la zona tengan la posibilidad de una formación concreta que les dará herramientas para insertarse en el sistema socio-productivo”.

Por su parte, Rubén Tealdi enfatizó que se trata de un hecho trascendental que está pensado para “allá adelante”. También, señaló el potencial que posee la tecnicatura y exclamó: “¡Qué lindo que esté pasando esto!”

Así las cosas, Gustavo Broin hizo hincapié en el equipo que se formó para la concreción de la carrera en “tiempo record”. En concordancia con el resto de sus colegas, dijo que la propuesta tiene que ver con “un futuro”. Finalmente, sostuvo: “La educación debe estar atenta a todo lo que se presenta en la dinámica social”.

Por último, Humberto Javier José celebró el inicio de la carrera y dijo que el trabajo no ha terminado y debe continuar. Luego de que las autoridades se expresaran, se sirvió vino a los invitados y se disfrutó de una picada. Sin dudas el cierre perfecto para la presentación oficial de una promisoria tecnicatura de relevancia en toda la zona.

Dejar respuesta