El hospital San Roque de Paraná es el principal efector materno infantil de la provincia y recibe unas 11 mil consultas mensuales. Debido a la gran demanda de atención para niños y madres, se requiere una constante actualización tanto de los contenidos de los profesionales, como de la aparatología para cada servicio.

En este marco, el Ministerio de Salud de Entre Ríos, sumó tecnología y complejidad para el nosocomio de referencia para chicos y mamás de la provincia. En este sentido, se entregaron respiradores artificiales para la Terapia Intensiva, y un ecógrafo para la guardia de Obstetricia. La inversión aproximada fue de 900 mil pesos.

“Hacía muchos años que estábamos esperando esta compra –afirmó el director del hospital, Walter Luchetti-. Significa un gran avance para ofrecer mayor calidad en la atención a nuestros chicos y a las mamás embarazadas. Con el correr del tiempo los viejos equipos estaban quedando obsoletos, no satisfacían las necesidades para las urgencias, y la demanda es cada vez mayor”, explicó.

Asimismo, Luchetti aseguró que la nueva aparatología servirá para optimizar los servicios y destacó: “Los respiradores para la terapia son vitales para el cuidado crítico de pacientes pediátricos y neonatales. En tanto, el ecógrafo portátil mejorará la imagen de las ecografías en la sala de guardia y permitirá estudiar de forma más detallada cada situación”.


Al servicio de los más chicos

Unos 400 pacientes ingresan por año en la unidad de Terapia Intensiva del San Roque, y son atendidos por un plantel profesional compuesto por médicos, residentes, enfermeros y trabajadores de otras áreas, quienes brindan su atención integral cada día, frente a las situaciones más críticas y extremas que puede soportar una criatura en un estado de enfermedad avanzada. Normalmente están habilitadas 14 camas, pero eventualmente y dada la necesidad, el cupo se amplía.

La compra de cuatro nuevos respiradores para este servicio es un gran avance y el aumento de la eficacia en la atención. Existen diversas formas de darle apoyo a un niño que está con dificultad respiratoria, desde el suministro de oxígeno con una cánula nasal, una máscara a presión, o hasta un respirador artificial, en el otro extremo, donde el chico está totalmente anestesiado y el aparato hace la fuerza por el paciente.

En este sentido, el jefe del servicio de Terapia Intensiva, Roberto Ariel, explicó: “Depende las patologías, sobre todo en el invierno, los chicos que están con bronquiolitis, que suelen ser prematuros y no tienen fuerza, se cansan cuando tienen los bronquios cerrados. En estos casos, el respirador hace la fuerza hasta que nosotros podamos acompañar el proceso de curación”.

Además, el especialista destacó la necesidad que había en el servicio de contar con nuevos aparatos: “La demanda de asistencia respiratoria mecánica es cada vez mayor y hoy vemos que tenemos respuestas a nuestras inquietudes de poder atender en forma digna a los pacientitos que requieren de esta aparatología por diversas enfermedades. Esto es una respuesta a una demanda. Y queremos decir gracias, en nombre de los chicos”, señaló.
“La mitad de los respiradores ya no estaban funcionando bien y no se consiguen repuestos. Estos nuevos son equipos de alta tecnología, pero conocidos por los profesionales de la terapia. Tienen una comprobada eficacia y vienen a darle respuesta a una demanda que ha ido creciendo, tanto en cantidad como en calidad”, expresó Ariel.
También, el médico recordó cómo fue creciendo el servicio en los últimos años: “Fui testigo de que hace unos años no existía la asistencia respiratoria en la provincia, y después se fue instalando progresivamente. Ahora las exigencias hacen que, en muchas oportunidades, con los picos estacionales de invierno tengamos 10 o 12 chicos que precisan simultáneamente de asistencia”.

Para las mamás, una atención de calidad

El servicio de Obstetricia del hospital San Roque atiende a madres de toda la provincia, teniendo en cuenta que el efector es uno de los que más recibe derivaciones a diario. En total, se realizan unos 3.200 partos anuales, y unos 285 nacimientos mensuales.El nuevo aparato para realizar ecografías permitirá aumentar la confiabilidad en el diagnóstico, mostrando las imágenes de forma nítida por medio de la tecnología de última generación.
La jefa del servicio de Obstetricia del nosocomio, Liliana García de Rosembrock, fue quien recibió el equipo, que será destinado a la guardia. En la oportunidad, expresó: “La compra de este ecógrafo es algo que estábamos esperando hace mucho, teniendo en cuenta cómo ha crecido nuestro hospital en el último tiempo. Es vital poder tener este aparato de alta tecnología, porque tenemos muchos partos anuales, y muchas derivaciones de todo el interior de la provincia. Estamos muy felices, y vamos a tener una Maternidad con un equipo de excelencia”.

(Fuente: Prensa Ministerio de Salud)

Dejar respuesta