La primera reunión paritaria salarial entre el Gobierno y los sindicatos docentes entrerrianos se desarrolló este jueves en el Salón de los Gobernadores de Casa de Gobierno.

Al término del encuentro, que se extendió por poco más de una hora, el Ministro de Economía detalló que se propuso a los gremios una propuesta que contempla “el 15 por ciento de aumento, con un 6,3 por ciento en marzo, 5 por ciento en julio y otro 5 por ciento en octubre. Esto se atiene a las previsiones inflacionarias que ha expresado el gobierno nacional, más un 1,3 por ciento que se corresponde con el aumento que quedó pendiente del ejercicio pasado. Además, renovamos la decisión de la provincia de revisar el acuerdo en el caso de que la inflación supere el porcentaje acordado”. También se analizaron medidas para asegurar la salud laboral en el ámbito educativo, y desde la provincia subrayaron el compromiso de revisar el acuerdo alcanzado en caso de que la inflación supere el 15 por ciento.

“¿Cómo se llegó a ese porcentaje?”, se le preguntó a Hugo Ballay, quien argumentó: “Se llegó a ese número con la responsabilidad de que podemos asumir este tipo de compromiso y con el objetivo de poder cumplirlo, como lo logramos el año pasado. Además es la pauta inflacionaria que se mantuvo en la proyección del presupuesto para el 2018”.

Tras afirmar que los gremios docentes “rechazaron ese ofrecimiento” informó que automáticamente ante la solicitud de los dirigentes gremiales “concedimos un cuarto intermedio hasta el martes donde vamos a tratar de traer una respuesta a cada una de las inquietudes”.

Ballay descartó que el aumento se pueda pagar “de una sola vez” y adelantó que a solicitud de los gremios y ante las objeciones planteadas, se van a “revisar” los “meses de aplicación del incremento” y el “mes de aplicación del cálculo de la compensación”, precisó sobre el 1,3 por ciento.

En este sentido, los gremios si bien no solicitaron un porcentaje puntual, sí plantearon reducir la cantidad de tramos del aumento o que el mismo se pague en meses anteriores a los ofrecidos.

Por su parte, la ministro de Gobierno Rosario Romero se mostró satisfecha por la reunión a la que calificó como “un avance en el diálogo con las entidades gremiales” y subrayó que la provincia mantiene “la firme voluntad de negociación y de acuerdo”. “Este es un gobierno abocado a encontrar soluciones en el marco del encuentro y del entendimiento”, agregó.

“Estoy segura que en el transcurso de las semanas iremos precisando los detalles para llegar a un acuerdo definitivo que nos permita desarrollar con normalidad el ciclo lectivo, porque esa tiene que ser nuestra principal preocupación: garantizar una educación pública de calidad para todos los entrerrianos”, afirmó Romero.

En el mismo sentido, la titular del Consejo General de Educación, Marta Landó, expresó que “la provincia viene trabajando con mucho esfuerzo para mejorar la calidad de las condiciones laborales de los docentes, no solo desde el punto de vista salarial, como lo ha expresado nuestro gobernador, sino edilicio y también en términos de estabilidad laboral y formación docente”.

“Aspiramos a llegar pronto a un acuerdo para avanzar con el ciclo lectivo que requiere toda nuestra energía, porque lo que está en juego es la educación de nuestros gurises en un contexto que cada vez demanda más conocimiento. Garantizar una educación de calidad es la mejor manera de reducir las desigualdades”, concluyó la titular del CGE.

Encabezaron la reunión los ministros de Gobierno, Rosario Romero; de Economía, Hugo Ballay; y la presidenta del Consejo General de Educación, Marta Landó. En representación del sector gremial estuvieron presentes el secretario General de Agmer, Marcelo Pagani; de AMET, Andrés Besel; de UDA, Mirta María Raya; y la secretaria Adjunta de Sadop, Alejandra Frank.

Dejar respuesta