El asueto en la administración pública provincial se extenderá entre el 23 y el 30 de diciembre con la asistencia de guardias mínimas, atención de los servicios esenciales, contables y continuidad de los procesos licitatorios que por su naturaleza no se pueden suspender.

En tanto, desde el 2 al 13 de enero inclusive se dispone receso de la administración central y descentralizada el cual se computará a la licencia anual ordinaria de los trabajadores públicos.

Se establecerán las medidas necesarias para mantener la continuidad de los servicios esenciales e ineludibles del Estado y que se designarán agentes para prestar servicios en carácter de guardia durante los días de receso y asueto.

Dejar respuesta