La información fue publicada en el Boletín Oficial a través de la resolución 39-E/2016 del Ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich, y avaló la actualización de la Base Tarifaria de Aplicación (BTA) que hizo el Gobierno.

De esta manera, el valor de referencia quedará en 1,1596 pesos por kilómetro, tras permanecer sin cambios desde noviembre de 2015, cuando se había actualizado a 0,9177 pesos por kilómetro.

El sistema de ómnibus de larga distancia también recibe subsidios, aunque el régimen es muy distinto al de los colectivos urbanos. Según datos del Ministerio de Transporte, las empresas del sector recibieron en los primeros tres meses del año (último dato consolidado disponible) 409 millones de pesos. En 2015, por caso, se giraron a las empresas del rubro 1.549 millones. Pese a esto, el servicio se ha desmejorado fuertemente ya que el parque automotor se ha deteriorado y envejecido en los últimos años.

Los pasajes en los colectivos de larga distancia funcionan con una banda tarifaria que utiliza un valor medio y autoriza a cobrar un cinco por ciento por debajo y 10 por ciento por encima. Por lo tanto, si sube el nivel de referencia 20 por ciento, todo se desplaza hacia arriba.

“El incremento autorizado reconoce los mayores costos de las compañías de transporte, por ejemplo en combustibles, repuestos, seguros y salarios, entre otros”, dijo Guillermo Krantzer, secretario de Gestión de Transporte del Ministerio, publicó La Nación.

Dejar respuesta