Victoria.- El consumo de combustible el año pasado alcanzó a nivel nacional los niveles mínimos registrados desde el 2012. Esto, según la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (FECRA), fue provocado por la suba de las naftas y una fuerte caída de la actividad petrolera. Cayó un 2,6 % las naftas y el diesel 6,5 %.

Para tener un cuadro de situación de la ciudad de Victoria consultamos a dos expendedores de combustibles. Jorge Traverso, encargado de la agencia YPF, comentó que el año pasado las ventas aumentaron alrededor del 5 % y en los primeros meses de este año el flujo turístico que pasó por nuestro Departamento representó un nivel de expendio importante.

“La baja que se produjo a nivel nacional no se sintió en nuestra ciudad”, aunque reconoció que aquí hay pocas estaciones de servicios, además cerró sus puertas una ubicada en la rotonda a Gualeguay.  Por otro lado expendedora estatal tiene precios más bajos que la competencia.

Con respecto al gasoil, la producción agropecuaria de la zona consume un volumen estable que se incrementa durante las épocas de siembra y cosecha, por otra parte a los camioneros, que trabajaban con un sistema especial de bonificación con tarjetas, les representaba una quita importante de 18,20 el litro (precio de lista) bajaba a 16,60 pesos.

También explicó que se incrementa en forma permanente la venta de la nafta Infinia, prácticamente todos los autos de última generación la utilizan porque hay una tendencia a nivel nacional y se aconseja porque tiene un mejor rinde. Con respecto al diesel Infinia es irreemplazable, en principio porque han  obtenido un producto de calidad, han bajado el nivel de azufre en la concentración y todos los motores gasoleros lo utilizan.

No se producen faltantes desde hace bastante tiempo, algo que venía ocurriendo en los últimos años. En la actualidad se programan las entregas por parte de la central de YPF para esta zona y a pesar de que hubo una “invasión” de turistas el fin de semana de carnaval, no se quedaron sin combustible.

Por su parte Juan Ignacio Rossi, propietario de una estación de bandera pero se abastece de una multinacional muy conocida, explicó que no se produjeron bajas en la venta de combustibles en el 2016, por el contrario hubo períodos con leves alzas. Consideró que el crecimiento del turismo tiene que ver con esta realidad.

A nivel local no solamente recibimos contingentes y turistas que pernoctan en nuestros centros de alojamiento sino que en forma permanente somos el paso obligado de todos los que viajan a la costa del Uruguay, especialmente a las  termas, también a la vecina república homónima. Es una amplia franja que involucra al gran Rosario y sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires que transita por distintos motivos por nuestra ciudad.

También comentó que con el incremento de visitantes tuvo que comprar una carga (equipo cisterna) el lunes pasado, agregó que gracias a que dispone de un camión propio lo pudo hacer porque se vendió mucho más que lo habitual. Con respecto al gasoil explicó que se expende  menos en enero pero durante la época de cosecha fina se mantuvieron los niveles del 2015.

En otro orden de cosas aseguró que el sector tiene que asumir una presión fiscal muy alta; solamente a ATER  le debe pagar más de 100 mil pesos mensuales.

País

A nivel país, en el gasoil grado 2 o “común”, que suele ser utilizado principalmente por los transportistas camioneros, la caída fue de casi 10 por ciento, en conjunto con la el diesel especial el descenso fue del 6,5 %, ya que en 2016 el consumo fue de 5,3 millones de m3, versus 5,9 millones en 2015.

La entidad cita datos publicados por el Ministerio de Energía y Minería según los cuales durante el año pasado se vendieron 406.810 metros cúbicos menos de combustibles que durante 2015, lo cual marcó uno de los niveles más bajos del último lustro.

El total de las ventas, representadas por gasoil grado 2 y 3 y de las naftas súper y Premium, los más demandados en Argentina, totalizaron el año pasado 15,4 millones de m3 frente a los 15,8 millones de m3 registrados en 2015.

Dejar respuesta