El cura Marcelino Moya, sobre quien pesan dos denuncias por hechos de abuso cometidos en Villaguay, entre los años 1994 y 1997, contra víctimas que eran monaguillos de la Parroquia Santa Rosa de Lima; se encuentra desde el pasado viernes 6 de enero internado en el segundo piso del hospital San Martín (Paraná), “por un cuadro infeccioso”. Según consiga ElOnceTv, al cura se lo habría visto muy desmejorado, pero de buen ánimo.

Dejar respuesta