El cura Juan Diego, dijo que “teme por su integridad física”, ya que está alojado junto con un procesados por abuso

0
1181

El arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, viajó a la ciudad de Victoria, y visitó al cura Juan Diego Escobar Gaviria que se encuentra alojado en la unidad penal Nº 5, donde está detenido desde el pasado jueves.
De acuerdo a lo que contaron desde el círculo más próximo al sacerdote, Puiggari estuvo durante un largo rato con Escobar Gaviria, a quien dos fiscales de Nogoyá, Federico Uriburu y Rodrigo Molina lo investigan por un caso de abuso a un nene de 11 años.

El juez de Garantías de Nogoyá, Gustavo Acosta, dispuso aplicarle prisión preventiva por 20 días mientras los fiscales llevan adelante la investigación. Y esa medida la cumple desde el jueves 3 de noviembre en la Unidad Penal N° 5 de Victoria. Aunque los defensores, Milton Urrutia y Juan Pablo Temón habían pedido que la prisión la cumpliese en forma domiciliaria, en la Casa Padre Lamy, de Oro Verde.

“Ahora el cura está contento después de la visita de Puiggari”, contó el abogado Urrutia. Y agregó: “Está confiado de que esta situación se va a revertir”. También estuvo en el penal de Victoria el sacerdote Henry Wilson Echavarría, miembro de la Cruzada del Espíritu Santo.

No obstante, el profesional, y antes de que el cura recibiera visitas, había expresado que Escobar Gaviria “pasó varias horas sin probar bocado de comida, y muy temeroso”; ya que fue derivado a un sector del penal adonde se alojan personas con condenas o en proceso por delitos contra la integridad sexual. “Teme por su integridad física ahí adentro”, dijo.

Vale recordar que el caso se disparó luego de que dos monjas del Colegio Castro Barros San José, de Lucas González, acudieran al defensor Oscar Rossi, y denunciaran el abuso de un alumno que, a la vez, es monaguillo en la Parroquia San Lucas Evangelista. Allí, era párroco Escobar Gaviria desde 2005, cuando llegó, hasta el jueves 27 de octubre, cuando fue separado por decisión de Puiggari.

Los fiscales, luego de escuchar el testimonio del nene en cámara Gesell, resolvieron imputar a Escobar Gaviria el delito de promoción a la corrupción de menores. Mientras, en Lucas González ya hubo dos marchas de apoyo al sacerdote, la última tuvo lugar el sábado.

Esta semana, el defensor Urrutia volverá a plantear el traslado del sacerdote. La idea es que cumpla la prisión preventiva en la Jefatura de Policía de Nogoyá, y no en el penal de Victoria, adonde fue alojado en un pabellón junto a procesados y condenados por delitos contra la integridad sexual.

El pedido se hizo de manera formal el viernes, y aguardan ahora la resolución del juez Acosta.

Fuente: Entre Ríos Ahora

Dejar respuesta