Victoria.- Quizás la ecuación también sea válida para trazar un cálculo familiar para esa escapada de ocasión, un fin de semana, donde disfrutar no solamente de la fiesta mayor de la ciudad de las Siete Colinas, sino conocer su infraestructura hotelera, campings, termas, recorrida por viñedos, paseo por el riacho, y una cena ‘ni tan tan… ni muy muy’, en alguno de los resto bar dispuestos en el radio céntrico. En materia de gastronomía tenemos todas las opciones, desde la cocina mayor hasta opciones económicas.

Para esto, papel en mano, empezamos el relevamiento, teniendo en mente un potencial turistas de Córdoba, Santa Fe (Gran Rosario, fundamentalmente) y por supuesto de localidades entrerrianas.

Hospedaje

Victoria dispone de hoteles que van desde las cinco (5) estrellas a una, y en este abanico se pueden encontrar precios desde los $3.750 a 800 la habitación, por noche.

También hay que hacer la salvedad si son cabañas, boungalows o apart hotel, ya que en estos, si es de base doble alcanza los $490; y si es de base cuádruple se mantiene en el orden de los 400 pesos. La media está calculada en base a una estimación de la oficina de Turismo Municipal, que promedia todas las tarifas de cabañas y boungalows, y cuyos precios oscilas entre los 700 y 2.200.

Si es en camping, el precio por adulto es de 187 (promedio), en tanto para menores, ronda en 140 pesos.

Gastronomía

Si llegó ese día, y quiere conocer la carta gastronómica de los resto bar, se calcula que gastará alrededor de 300 pesos por persona. El precio se toma haciendo un promedio de los menús disponibles que oscilan entre $140 (pastas); $250 menú turístico, $350 parrillada con postre, hasta 800 pesos, según el consumo. El precio tiene la variable de gustos y preferencias del consumidor.

Recreación

Un lugar como Victoria, que tiene una playa acotada –pero la tiene– es una alternativa siempre, pero están aquellos que quieren ir a una pileta, o conocer el parque termal. En estos últimos casos, las tarifas para piletas están en $130 (adultos) y $95 (menores); en el caso de termas, los precios trepan a $350 adultos; 200 (jubilados), y $150 menores de 4 a 10 años. Cabe señalar que estas tarifas son para turistas, y se le debe adosar el estacionamiento, unos $100 pesos extras.

En termas también hay promociones: dos mayores y un menor $700; y dos mayores y dos menores $ 800; y dos mayores y tres menores $ 900.

El que disfruta del buen beber, también tiene opciones en Victoria, con un tour (que no siempre está disponible) por los viñedos. Sí hay que reconocer que el caso de Borde Río, a escasos minutos del ejido, siempre está vigente. Para acceder a sus instalaciones se necesitan $200.

Si en cambio es de esos aventureros que quiere el contacto con la naturaleza y paisajes que ofrece nuestro humedal, puede subir y dar un paseo en trimarán, que por persona está cobrando unos $150 pesos. También hay promociones.

La noche también tiene su movida, y los más jóvenes pueden aparte de disfrutar de tragos o una cerveza bien frapé, conocer la propuesta de boliches. Para ello necesitarán unos 150 pesos. Ahora también está la opción de las fiestas de la playa, que generalmente no cobran el ingreso.

Carnaval

En el apartado carnaval hay que considerar el pago de una entrada al circuito, que variará dependiendo si la adquiere en el mismo predio a $150; o si toma la previsión de comprar las anticipadas a $90 (que se venden también los sábados). Menores de 11 años, con DNI, ingresan sin cargo.

Dicen que no hay carnaval sin nieve, y en este apartado Paralelo está en condiciones de afirmar que en el circuito tendrá un valor de $50, también es de aclarar que no se podrá ingresar con nieve que no tenga el rótulo de la Municipalidad (hay comercios que han gestionado el sello, y venderán con autorización).

En el caso de las mesas que suelen estar dispuestas preferencialmente en calle de la Alegría, no pudimos obtener una tarifa cierta, pero los precios de años anteriores rondaban los 100 pesos por silla (con un tope de cuatro por mesa – N. de R.). Es una alternativa muy conveniente y accesible para aquellas personas que quieren disfrutar del espectáculo en primera fila, pero habrá quienes prefieran refrescar la garganta ‘de parado’, trasladando ese costo a una bebida espirituosa o comerse el típico ‘chori’, evitando este gasto. Gustos son gustos.

Con todos estos datos a la mano, quizás podemos ir haciéndonos una idea más certera de cuánto debemos disponer para disfrutar de una noche carnestolenda, la gran diferencia la hará dónde decida hospedarse, pero las estimaciones superan los mil pesos por persona (de no alojarse en un camping, donde la tarifa es considerablemente menor). De allí para arriba, todo es posible, de igual modo, quien decida por el plan ‘a’ o ‘b’ procure que lo más importante sea pasarla bien, Victoria tiene el carnaval más divertido del país, y no deje que unos pesos más o menos le hagan perder la oportunidad de conocerla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here