A diferencia de otros congresos partidarios, el de este sábado fue breve -duró una hora y media- y no hubo discursos altisonantes como en otras oportunidades. Fue expeditivo y aprobó una resolución previamente consensuada entre varios sectores internos: a través de la misma ratificó que continuará integrando Cambiemos. Los congresales evitaron este sábado discutir sobre los nombres de los candidatos.

La resolución -que fue leída por el presidente del congreso Julián Rubio- establece que “en la provincia de Entre Ríos la UCR conformará un frente electoral transitorio con los partidos que se integraron a Frente Cambiemos en 2015 y los partidos afines que adhieran a los lineamientos de este frente de cara a las elecciones legislativas de 2017”.

Asimismo expresa que “la voluntad del congreso partidario es que la UCR encabece la lista de candidatos a diputados nacionales y ocupe otro lugar dentro de los primeros tres candidatos titulares a diputados, al menos”.

A su vez dispone que “el Comité Provincial y el Presidente del congreso (Julián Rubio) tendrán a su cargo la redacción, conjuntamente con las demás fuerzas políticas, de las bases de los acuerdos programáticos de dicha alianza”.

Tal resolución se aprobó mediante voto nominal: 205 congresales votaron en forma afirmativa y seis de manera negativa.

Previo a la aprobación de la resolución, uno de los congresales -Sergio Solari- solicitó que en el acuerdo constitutivo del frente se modifique el punto 20 del anexo 1 del acuerdo anterior, que disponía que ante eventuales desentendimientos el frente electoral se iba a regir por la carta orgánica del PRO y no la de la UCR. Y brindó argumentos por los cuales debe regir la carta orgánica del centenario partido.

Otro de los congresales puso en foco el rol que la UCR juega dentro de la alianza Cambiemos: “Tenemos que ver en qué condiciones vamos a hacer la alianza con el PRO. ¿Vamos a seguir esperando los brotes verdes o que pongan más funcionarios radicales? Pretendo que el radicalismo se quede con los tres primeros lugares”, dijo ante el aplauso de gran parte de los presentes.

Luego, de cara a la campaña electoral que se avecina, sostuvo: “Voy a tener que salir a defender al gobierno para pedir que nos voten, con qué argumentos lo voy a hacer” y luego se refirió a la crisis que afecta a varios sectores del país.

Finalmente tomó la palabra Juan Carlos Arralde (San Salvador), precandidato a diputado nacional: “La UCR ha empezado a perder la capacidad de influir en el Frente Cambiemos”, sostuvo.

“No quiero resignarme a que éste sea un partido secundario que acompañe las políticas de otro, quiero que sea una sociedad en igualdad de condiciones”, enfatizó, al tiempo que dio un mensaje a las autoridades de la UCR: “Le quiero pedir a las autoridades partidarias que produzcan ajustes en las negociaciones con el PRO, que peguen un puñetazo en la mesa si es necesario”.

Cerrando destacó la necesidad de que el radicalismo “construya vocación de poder de cara al 2019”.

Dejar respuesta