Mañana, jueves 30 de noviembre al mediodía, en una escuela de Lobos (provincia de Buenos Aires), el Banco Central presentará el nuevo billete de $1.000, que tendrá la figura del hornero, y que el viernes 1 de diciembre comenzará a ser distribuido en los bancos.

El colegio fue elegido por el Ministerio de Educación, para que sea uno de la provincia donde habita el hornero, y que tenga un salón con capacidad de recibir 500 personas y que mañana no tenga ningún acto, y se invitó a los abanderados de los colegios de la zona para participar.

El Ministerio de Medio Ambiente también es de la partida para dar detalles del ave. En el acto, se le explicará a los chicos cómo se hace un billete y la importancia que tienen el ahorro.

Por lo pronto, entre ayer y anteayer el BCRA mandó $50 millones de billetes de $1.000 (equivalentes a $50.000 millones) a cada uno de los 22 tesoros regionales que el Central tiene en las provincias, de modo que puedan ir repartiéndolos entre los bancos.

Si bien en el sector aseguran que son pocos, es para que los vayan conociendo y puedan detectar los falsos.

En la actualidad, los billetes de $500 son 383 millones, que representan apenas el 5,6% del total de los 6.748 millones de billetes en circulación.

En tanto, los 172 millones de billetes de $2 conforman el 2,5% del total, donde el 64,4% corresponde a los 4.344 millones de billetes de $100.

Una de las novedades que comunicó el BCRA a la industria hace diez días es que no recibirá más billetes de $ 100 deteriorados (en uso no los recibe) hasta el año que viene. Al no poder mandarlos a destrucción, los bancos deben sacar esos billetes de circulación.

Por lo tanto, los preparan para depositarlos en el BCRA en enero, pero no tienen otra que stockearlos y guardarlos en bóveda, ya que no los pueden “tirar al mercado”, como se dice en la jerga.

Dejar respuesta