Crespo.- La Casa Central del Banco de la Nación Argentina (BNA) envió a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) una nota en respuesta al reclamo sobre falta de sanitarios y espacios de atención a la creciente clientela de la sucursal local. También se reclamó por las extensas esperas que sufren los clientes del banco.

En la misiva enviada por el encargado de la OMIC, José Luis Fredes, se hizo mención de la Ley Provincial 12.236, que regula los 30 y 60 minutos de espera para realizar trámites en oficinas y centros tanto públicos como privados, exige la incorporación de sanitarios y otras comodidades para la atención al público, en especial las condiciones de incomodidad que se viven en las colas en la vereda, fundamentalmente ante condiciones climáticas adversas como la lluvia o el calor excesivo.

Respuesta

La nota enviada por Fredes el 28 de octubre del año pasado, fue respondida con fecha del 9 de febrero último, firmada por el secretario del Directorio del BNA, doctor Luis Eduardo Duna. Sobre la falta de comodidades requeridas y exigidas por los usuarios, Duna señala a la OMIC que “dado que la propiedad en alquiler no permite realizar arreglos, se proyecta mudar la misma a un establecimiento con las dimensiones apropiadas, a fin de mejorar la calidad de la atención que se brinda a los clientes”. En tanto, respecto del pedido de sanitarios, adjunta copia de una nota consensuada por las cámaras bancarias ABA, ADEBA, ABE y ABAPPRA, en la que fundamentan su oposición a la obligación de establecer baños para acceso al público propuesta en un proyecto de ley que el senador provincial Eduardo Schiavo (Cambiemos) promueve en la Legislatura bonaerense. Remite a los argumentos de esa nota para responder a la OMIC.

Seguridad afectada

Los bancos a través de sus cámaras empresarias consideran que afecta a la seguridad la instalación de baños públicos. “La obligación de instalar baños públicos implica la creación de un espacio absolutamente exento de la necesaria vigilancia, que podría ser empleado fácilmente para actividades delictivas que pusieran en riesgo la integridad de las personas y los valores confiados a las entidades bancarias”, indican.

Recuerdan que varias normativas y leyes nacionales fijan las medidas mínimas de seguridad en un banco, como el castillete blindado para la vigilancia panorámica, o un circuito cerrado de televisión. Son dispositivos que no podrían ejercer su vigilancia sobre los baños, “dado que, por ejemplo, la instalación de un sistema de cámaras del circuito cerrado de televisión en esos recintos implicaría una violación del derecho constitucional a la intimidad de las personas que los empleen”. Agrega la nota que “la disponibilidad de baños públicos en las sucursales bancarias, sumado al hecho de que no se puede limitar el acceso del público a ellos, introduce un verdadero factor adicional de riesgo en todo lo concerniente a la seguridad bancaria”.

Destacan que el BCRA opinó en una oportunidad que la instalación de baños públicos “tornaría vulnerable a la entidad, constituyendo una posible amenaza que incrementaría los riesgos”.

Buena predisposición

En otro párrafo, las entidades bancarias destacan la buena predisposición de los bancos cuando es necesario permitir a una persona ir al baño. “Cuando los clientes de las entidades bancarias manifiestan la necesidad impostergable de acceder a un baño, el procedimiento usual es el de facilitarles los servicios sanitarios internos del local, normalmente reservados para el personal de éste, a los que se los acompaña en su ingreso y egreso y que cuentan con restricciones físicas de acceso también derivadas de la necesidad imperiosa de mantener la seguridad”. Aclaran que estas situaciones no resulta prudente publicitarlas porque “la circulación por estos lugares de acceso restringido también implica un riesgo elevado para la seguridad. Por ello, tampoco resultaría acertado fomentar su señalización”.

Antecedentes judiciales y legislativos

La nota de las entidades bancarias subraya que existe una sentencia del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia en un juicio de ADEBA contra la Municipalidad local. El fallo declaró inconstitucional una ordenanza del Concejo Deliberante comodorense, que obligaba a las entidades financieras a poner los baños. Además, se recuerda que el presidente Mauricio Macri, siendo intendente de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, vetó un proyecto de ley en igual sentido que la Legislatura de la ciudad había aprobado en noviembre de 2010.

Abuso

En una nota enviada a Paralelo 32 con los antecedentes del caso, Fredes aclaró la posición de la OMIC en el tema de las comodidades en las sedes bancarias. Al referirse a la respuesta al senador Schiavo, enviada por las cámaras empresariales bancarias, Fredes subraya que de ese texto “se desprende que Banco Nación NO SABE que en Entre Ríos poseemos Normativa propia en la materia consumeril. Deberemos entender que dichas cámaras están más interesadas en la ‘supuesta seguridad’ del banco, que atender la necesidad fisiológica de sus usuarios, demostrando una conducta totalmente reprochable desde donde se lo mire y constituye una práctica totalmente abusiva. BANCO NACIÓN ABUSA DE SUS USUARIOS (mayúsculas en el original, N. de R.)”. Luego aclara que la OMIC no posee “facultad para penalizar los incumplimientos, corresponde al organismo provincial de Defensa del Consumidor”.

Nueva sede en dos o tres años

Mariela Cubecino, gerente interina de la sucursal BNA – Crespo, señaló a Paralelo 32 que está en trámite la construcción de la nueva sede, a ubicarse en la intersección de las calles Entre Ríos y Conscripto Jacob.

“Somos conscientes que la actual sede quedó chica para atender la creciente clientela que recibimos. En la sede central está prevista la construcción de la nueva sucursal, que podría estar funcionando en dos o tres años. Se nos indicó que la etapa de construcción llevaría alrededor de seis meses a un año de plazo. Vamos a tener más espacio para el público y más cajeros habilitados”, comentó.

La funcionaria recordó que, para agilizar la atención, están en vigencias los servicios de home banking a través de la página web de la entidad, que permiten pagar servicios y realizar muchos trámites sin necesidad de asistir a la sede.

Dejar respuesta