Crespo– El abandono de mascotas sigue siendo un problema estructural que precisa una mayor intervención y cooperación de todos los agentes implicados para lograr el bienestar de perros y gatos en nuestra sociedad. La problemática sigue tan presente como antes y continuará vigente mientras la población carezca de educación y no se tome en serio la tenencia responsable de mascotas.

Las redes sociales de los grupos voluntarios y protectoras en nuestra ciudad, constantemente visualizan animales de compañía abandonados. Las actualizaciones casi a diario indicna que aún sigue siendo muy alta la cantidad que son dejados en la calle. Mientras que para quien decide soltar la correa y ceder a su mascota a su suerte en plena calle, la historia termina ahí; para el animal y quienes lo encuentran el drama recién empieza.

Además de los perros adultos “cada tanto aparecen cachorros abandonados, sin la mamá, con pocos días de vida”- cuenta Paula, integrante de uno de los grupos voluntarios que semanas atrás recogió una caja con varios cachorritos. “Una de las chicas del grupo le da de tomar leche con mamadera, perro láctea”. Es un alimento que permite la nutrición de cachorros, desde el primer día de vida, cuando no tienen a la madre que los amamante, sin producir trastornos digestivos que perturben o hagan difícil la alimentación.

“No sabemos si es gente de acá o de otros lados”- precisa la voluntaria sobre las frecuentes intervenciones con animales abandonados.

“Se ven perros perdidos, adultos, no se sabe de donde aparecen. Algunos los adoptan o le dan de comer afuera de sus casas”- agrega sobre otras situaciones en que los voluntarios asisten a los animales de compañía librados a su suerte.

Para solventar la contención y atención que brindan a las mascotas abandonadas, que en algunos casos inclusive requieren tratamientos veterinarios, los grupos de voluntarios hacen ventas de pizzas y distintos productos. “Hacemos campaña, pero también vamos poniendo nosotros mismos dinero para algunas cosas”- comenta.

Una buena comunicación entre el Grupo de Voluntarios Por los Sin Voz y el Grupo Colaborador Esperanza facilita el trabajo y la entrega en adopción de los animales recogidos de la calle. “Nos vivimos ayudando”- afirma la entrevistada.

La promoción de la adopción es una de las estrategias fundamentales que realizan estos grupos en pos del objetivo de reducir la población de animales abandonados.

Cómo evitar el abandono

Está en manos de la sociedad en su conjunto que las mascotas no terminen en la calle. En nuestra ciudad existe una importante herramienta que regula la tenencia de los animales, la ordenanza 69/05. En relación a ella, hay distintas medidas que se adoptan, pero aparentemente el trabajo todavía no es suficiente. Falta  educar al público acerca de las ventajas, pero también de las obligaciones que supone adoptar, y de cómo la llegada de un perro o un gato pueden influir en nuestro estilo de vida.

Mentalizar a los dueños de la importancia de esterilizar a sus mascotas, es la manera de evitar nacimientos no deseados de los cuales, con toda seguridad, muchos terminarán en abandono.

El municipio de Crespo impulsa desde hace algo más de una década la castración gratuita de mascotas, un servicio que apunta a reducir la reproducción de los perros y gatos, precisamente para evitar su abandono. Durante los dos últimos años en la unidad móvil de Castraciones que recorre los barrios de la ciudad se esterilizaron 1.074 perros y 410 gatos, practicando la intervención a 627 hembras y 240 machos. El año 2017, según los registros del Área de Salud Animal del municipio, fue récord en cantidad de esterilizaciones de mascotas. Hubo 624 castraciones de perros y 243 de gatos, incrementándose 38,66% la cantidad de perros esterilizados respecto de 2016 (450) y 45,50% la cantidad de gatos (167 en 2016).

Quienes levantan la voz por esos seres que no la tienen, piensan que se está avanzando en el control de la reproducción de los animales, pero queda camino por andar.

Dejar respuesta