Crespo- Vecinos de calle Gualeguaychú y Santiago del Estero realizaron una protesta solicitando la presencia de funcionarios locales, esta tarde cuando las máquinas municipales llegaron al lugar para colocar broza, oponiéndose a que se realicen los trabajos.

La intervención del personal municipal agitó el ánimo de los vecinos cuando una inspectora requirió la presencia policial a raíz de un automóvil que se encuentra estacionado sobre el cordón cuneta con una goma pinchada. “No les falté el respeto para que llamen a la policía, simplemente le dije que no había hombres en casa para mover el auto”- dijo una de las vecinas.

“No queremos broza, ni hacía falta lo que están haciendo, salvo rellenar un pozo, queremos que nos hagan el asfalto que nos habían prometido en octubre del año pasado”- dijo otra de las vecinas. Señalan que en esa fecha se había llegado al 60% del pago de la obra y que varios vecinos habían pagado de contado la mejora.

Los vecinos comentaron que tiempo atrás uno de ellos se acercó al municipio para conocer fehacientemente qué porcentaje de la obra llevaban pago “y le dieron vueltas, que estaban ocupados, que tenían que fijarse bien y vino sin que sepamos”- dijeron a Paralelo 32

Lo que puede considerarse un mal manejo de parte del personal municipal fue lo que ofuscó a quienes esperan el pavimento. El fastidio se apaciguó una vez que llegaron al lugar el capataz, Carlos Albornoz y el subsecretario de Servicios Públicos, Juan Diego Elsesser, para dar una versión oficial de los hechos. Este último –según testimoniaron a Paralelo 32- comprometió que la obra se hará en septiembre, en vísperas de la inauguración del proyecto NIDO.

Igualmente los vecinos están molestos por las obras que se realizan en otros sectores de la ciudad por la vía de la excepción, como fue el caso reciente del pavimento de calle Pringles.

Dejar respuesta