Duras afirmaciones del senador Ferrari hacia Schultheis

0
245

Victoria.- Sobre el umbral del disenso local, Roque Ferrari (Cambiemos) desarrolla su tarea legislativa con intervenciones puntuales de gestión, sin dejar de reconocer su interés en los destinos de la Municipalidad y sus distintas áreas. Como empleado de carrera que supo ser, insiste en que no se tiene en cuenta su experiencia administrativa, y advierte que existe otra manera de resolver los puntos flacos de este gobierno que eligió ‘la gente’.

Explicó que dentro de la bancada de la oposición encontró una permeabilidad que no se daba con el anterior período, llevando adelante una nueva forma de hacer política, que no cae en la mayoría oficialista por defecto.

En este sentido, pedimos al entrevistado incorporar a la nota los proyectos que presentó en este primer año de tarea legislativa, a lo que respondió tener ‘muchos proyectos presentados’ pero que no revestía mayor importancia darlos a conocer a través del papel porque ya lo habría hecho a lo largo del año.  “A mi le gente me votó por el espacio Cambiemos. Lo que he logrado se materializó dentro de esta fuerza política”, reafirmó.

—Pero está distanciado del proyecto político de la Intendencia…

_Sí, eso es vox populi. Más de lo que hice y hago para tratar que las cosas salgan bien a nivel Municipalidad, no puedo.

—¿Hubo encuentros o reuniones con Maiocco?

_Lo llamé siete veces (7) para charlar sobre la cuestión municipal. Una vez me escuchó y nada más que eso.

—Pero Usted está en la provincia y el otro dirigente es el Presidente Municipal. Podrían, deberían, trabajar en forma mancomunada.

_Gestioné dos cosas que me solicitaron; una es la declaración de utilidad pública del cementerio privado; y la otra, por pedido de Braga (Carlos), logré colocar en el Presupuesto 2017 la ampliación de la red de agua potable para el barrio Abadía. Hice lo que me pidieron, porque soy el legislador del Departamento.

—¿Usted sigue recorriendo los barrios? Si es así, ¿qué recibe de la gente?

_Un gran respaldo, considero que no los he defraudado.

—En este sentido, ¿qué expectativas tienen esos vecinos?

_La gente tenía mucha expectativa de todo lo que se podía lograr localmente, pero reconocen que yo no he tenido ninguna participación en las cosas que se hacen desde la Municipalidad. Incluso me dicen que el Intendente debería ser yo –dice sonriente el dirigente, que fue candidato local con la lista 100, entre otros intentos por llegar a la intendencia (N de R)

—El Intendente validó lo que ya habían reconocido dos funcionarios de la administración municipal a Paralelo 32, sobre el pedido que usted habría formulado para ‘quedarse’ con la Secretaría de Desarrollo Social, pero Maiocco en cambio le ofreció que designe al titular del Consorcio de Viviendas.

_¡Mentira, a mí Maiocco no me ofreció nada! Si les contó eso rompió los códigos, ¡eso no se dice! Sí le solicité nominar al secretario de Desarrollo Social, que tiene una explicación. La cartera es para poder gestionar política, yo vengo del justicialismo y tiene mucha importancia porque es área muy sensible para nosotros. Solamente fui dos veces al despacho municipal, y ni siquiera me invitó a tomar un café.

—Pero esa nominación recayó en una persona cercana al Intendente…

_No puedo aceptar que un usurero esté al frente de Desarrollo Social (por el actual titular Carlos Schulstheis), una persona que no da respuesta. Cuando la gente tiene demandas me golpea la puerta de mi casa y no la del área social, que no funciona. A mi me votó la gente al Secretario lo nominó el Intendente.

—¿Tuvo algún contacto con Schultheis para plantear este tema que plantea públicamente con tanta dureza?

_Sí, lo llamé una vez para solicitarle un remedio y me cortó el teléfono.

—¿Cuándo fue la última vez que le hizo demandas concretas al Intendente?

_Lo llamé para decirle que esto no podía seguir así, que tenía varias propuestas para revertir esta situación, fue hace un mes atrás. No era un planteo antojadizo, me crié en la Municipalidad, sé cómo se maneja y las cosas que se podrían cambiar para mejorar la gestión. Cuando logré hablar le sugerí muchas cosas, pero le aclaraba que las llevara a la práctica él, porque mi intención no era cogobernar.

—¿Qué habría que hacer a su criterio?

_Lograr un impacto en la sociedad, le pedí intervenir en la toma de algunas decisiones. Lo que pasa es que la sociedad no les cree. Algo simple, por ejemplo en los colectivos que no sirven y no podrían transitar en otra ciudad, les hizo pintar ‘Gestión Mingo Maiocco’. No tiene sentido.

—¿Qué opina de la contratación de una fundación para el asesoramiento de la gestión?

_Una barbaridad. Todo indica que el asesoramiento no ha sido exitoso, si no, no tendríamos la ciudad que tenemos.

—La alianza se conformó con el vecinalismo, la pata peronista y un sector del radicalismo. Risso ha manifestado que solamente maneja la Municipalidad un sector del radicalismo, ¿comparte esta visión?

_Puede ser, porque desde el inicio de la gestión a nosotros no nos consultaron nada. Tengo la tranquilidad de haberle dicho a Maiocco y a Risso lo que iba a pasar. También, alerté a Alcides de que si me había dejado afuera de la estructura a mí, a él también le pasaría lo mismo, algo que ocurrió.

Dejar respuesta