Foto: Sergio Retamal (archivo)

Victoria.- Este miércoles 1 de agosto entre las 00:40 y las 03:30 de la madrugada, se produjeron una decena de llamados telefónicos a números de línea fija de domicilios particulares, informaron desde la Jefatura Departamental de Policía.

La metodología implementada por los estafadores fue la de comunicarse primeramente por medio de la línea fija de la vivienda, donde una vez que eran atendidos una voz masculina hacía saber al receptor que tenían a su hija o a un familiar femenino secuestrado, mientras de fondo se hacían escuchar gritos pidiendo auxilio.

Consecuentemente solicitaban una suma de dinero por el rescate de la persona retenida, mientras que de fondo se escuchaba el llanto de una mujer que solicitaba se pague el monto solicitado por su rescate.

El procedimiento utilizado por los maleantes era el de generar confusión en su víctima, a quien agarraban desprevenido en la madrugada. Una vez captada su atención les solicitaban los números de celular existentes en la casa, y los llamaban inmediatamente para mantener las líneas ocupadas.

Según se informó desde la policía, solo tres personas fueron las que radicaron la denuncia. El primero de los hechos manifestados ocurrió a las 02:00 de la madrugada, cuando llamaron a una mujer de 43 años domiciliada en calle Além, a quien le pidieron una suma de dinero por la liberación de un familiar. Presa del miedo la mujer colocó en una bolsa de consocio U$S15.000, la cual arrojó a la vereda frente a su vivienda, y por indicaciones del chantajista, a quien tenía al habla en su línea celular, se encerró en el baño donde debió tirar la cadena, en el preciso momento de que el dinero era levantado por un vehículo hasta ahora desconocido. El aviso del hecho fue recepcionado por la policía a las 03.40 de la madrugada.

El segundo hecho consumado se concretó a las 03.35 horas, cuando un hombre de 65 años, domiciliado en calle Bartoloni; embolsó la suma de $49.000 y U$S1.000 arrojándolo en la esquina de Ezpeleta y Bartoloni, para posteriormente encerrarse en su domicilio y con las mismas indicaciones antes descriptas.

Otra denuncia realizada fue la de una mujer de 44 años, domiciliada sobre calle Alem, quien recibió un llamado a su teléfono fijo a las 01:04 horas, recibiendo posteriormente el llamado en su celular. El pedido era de una recompensa por la vida de su hija, caso contrario la mataría; ante lo cual la mujer contestó que no disponer de dinero, ante lo cual le consultaron si se llamaba “Celeste”, y al contestarles que no, cortaron la comunicación.

Sobre los llamados, se señaló que los tonos de voz indicarían que las personas que realizaban los mismos serían “porteños” o “rosarinos”.

Desde la Policía de Victoria, se prosiguen con las diligencias investigativas y reiteran a la ciudadanía que estén alertos y atentos a estos tipos de llamados que generalmente apuntan a personas mayores que viven solas. Ante cualquier sospecha de un llamado, se debe cortar inmediatamente la comunicación, y dar de inmediato aviso al Comando Radioeléctrico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here