El miércoles 5 de julio a las 9:00 de la mañana se reunirá la Comisión de Tierras, Recursos Naturales y Ambiente de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, para abordar un proyecto del diputado Amado Fuad Sosa por el que se autoriza a la Dirección Provincial de Vialidad para que -a través de las direcciones departamentales- “otorgue permisos precarios para el aprovechamiento de las zonas marginales de las rutas y caminos no asfaltados de la red provincial, donde por sus características y dimensiones pudieran sembrarse pasturas, cereales y oleaginosos”.

La iniciativa dispone la derogación de la ley 9.583 (2004) por la que se autorizó a Vialidad a otorgar permisos onerosos para el aprovechamiento de las zonas marginales de las rutas y caminos provinciales”, para lo cual se previó “un mecanismo de licitación que con la práctica hizo que el trámite sea engorroso, y con el correr del tiempo se dejó de utilizar”.

En este marco, dicha ley “no cumplió su cometido”, dice el proyecto en los fundamentos. “Fueron pocos los permisos que se otorgaron, lo que conllevó a la proliferación de malezas debiendo las distintas zonales de la DPV efectuar la limpieza”, agrega.

En el artículo 3º de la iniciativa se establece que “los permisos serán otorgados a título gratuito a los frentistas inmediatos del área por un lapso mínimo de un año, debiéndose renovar anualmente”.

También se da cuenta de los “deberes” que deberá cumplir “el permisionario”: mantener limpia, realizar el corte de pasto, y desmalezado de todas las áreas asignadas, y no obstaculizar el tránsito vehicular, entre otros.

“Las zonales departamentales de Vialidad, a través de su personal técnico, determinarán las superficies aptas para el cultivo de los frentistas, las zonas de forestacion, inundables o de alcantarillas. Asimismo se preservarán las áreas en las que exista reservorio de flora y fauna a los fines de cuidar la biodiversidad”, dice la iniciativa.

También aclara que “la Dirección Provincial de Vialidad podrá rescindir el permiso sin corresponder ningún tipo de indemnización al permisionario cuando medie una causa de fuerza mayor que afecte la seguridad de terceros, del estado del camino o se requiera el área cultivada para realizar una obra de urgencia”.

Y agrega que “el permisionario podrá renunciar el uso y explotación del área en cualquier momento”.

“Como todos sabemos, Vialidad se encuentra colapsada no pudiendo siquiera garantizar el correcto mantenimiento de las rutas provinciales y muchos menos de la red de caminos secundarios. Si no puede cumplir con dicha función mucho menos podrá mantener desmalezada las marginales y banquinas de las rutas. Por ello, proponemos mediante este proyecto que se otorguen permisos precarios gratuitos para que los frentistas de los campos siembren y como contraprestación mantengan limpia las zonas marginales de las rutas y caminos no asfaltados, esto generaría eficiencia y ahorro de recursos para la DPV que actualmente no está brindando ni se encuentra en condiciones materiales de llevar a cabo dichas tareas.

“Cabe aclarar que nos referimos a los caminos no asfaltados ya que no es recomendable que se otorguen permisos en las rutas provinciales asfaltadas debido a que estas requieren un mantenimiento y limpieza más exhaustivo que debe ser efectuada por personal especializado”, se indica por último.

Dejar respuesta