Nuevamente el ballet movió al país a través de su danza, con más de 200 parejas diamantinas pusieron en lo más alto al Pabellón Nacional. Con sus vestimentas típicas, pañuelos en alto y danzas tradicionales emocionaron al público de Diamante.

Cada año el público los espera, por su demostración de cultura y tradición, por ser patrimonio intangible de la ciudad y por rendirle homenaje a la Patria. El espectáculo empezó y los aplausos no tardaron en aparecer, para reconocer a quienes se esfuerzan, comprometen durante meses, para homenajear a su tierra cada enero en el “Festival Nacional de Jineteada y Folclore”.

El ballet “Diamante Baila” pisó el Campo “Lisardo Gieco” alrededor de las 22:30 horas y con profundo sentimiento y patriotismo levantaron al unísono los pañuelos celestes y blancos, para formar el “Pabellón Nacional”. Las figuras, “la Jarra”, “Cadena” “Espejito”, “Corona”, volvieron a dibujarse sobre el terreno al compás del sonido tradicional.

“Sin palmas no hay polka” anunció el maestro de ceremonia, para introducir como se hizo el año anterior a esta nueva disciplina que fue protagonista una vez más en la presentación de este ballet diamantino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here