Día del Mate: qué hay detrás del furor global por nuestra infusión nacional

0
272

Es el secreto de bienestar de la modelo Gisele Bündchen y la fuente de energía del futbolista Antoine Griezmann. Los sirios lo adoptaron desde el siglo pasado y ya lo consideran parte de su cultura. Un consorcio internacional de empresas tecnológicas va a evaluar en unos meses si se merece un emoji global. ¿Qué hay detrás de este furor mundial por la bebida nacional?

“Lo bebemos en pequeños vasos de vidrio tradicionales para el té y con bombilla. Cada uno tiene su propio vaso. Para mí es algo diario, una rutina. Bebo mate cuando estudio y con mi familia y amigos nos sentamos a tomarlo después de las siete”. Quien habla no vive cerca del Río de la Plata sino a más de 12 mil kilómetros. Sanaa Bishani es una estudiante de 25 años proveniente de Tartous, la ciudad con más fanáticos del mate en Siria y todo Medio Oriente.

A diferencia de Argentina, los sirios no comparten el mate, sino que cada uno lo toma de su vaso de vidrio y además, cuando abren el paquete, curiosamente lo hacen siempre al revés. Pero el fenómeno excede Medio Oriente. El Mundial pasado fue una gran vidriera para la bebida preferida por los argentinos. Futbolistas ingleses, franceses y coreanos descubrieron al mate como un complemento esencial.

La primera sommelier especializada en cata de yerba mate y embajadora de Taragüi, Valeria Trapaga, presenta algunos temas que permiten acercarnos al detrás de escena de esta tendencia global que nos toca bien de cerca.

Una bebida única por sus beneficios para la salud

“Es claro que, en parte, la razón del boom matero en el último Mundial de fútbol fue porque los jugadores sudamericanos supieron ser embajadores de esta bebida, entre ellos los jugadores argentinos que tuvieron a Taragüi como Yerba Mate Oficial de la Selección Argentina. Pero también tiene que ver con que el mate y el fútbol están hechos para juntarse. Esta bebida puede ser un buen complemento para cualquier deportista ya que es energizante, hidratante y aumenta la concentración. Quizás estamos ante el inicio de una larga y estrecha relación”, arriesgó Trapaga.

Un sabor que no se queda a mitad de camino

“La yerba mate no es hoja molida dentro de un paquete”, advirtió la especialista. En el caso de Taragüi, existe un panel de expertos catadores que trabajan para mantener en cada paquete el mismo sabor. Un dato que pocos conocen es que no siempre la misma receta lleva al mismo sabor. El desafío de estos especialistas es recordar y determinar las diferentes mezclas para llegar siempre al mismo resultado. Son los paladares de estos catadores los que recuerdan y mantienen a través del tiempo el mismo perfil de sabor de cada yerba.

Además, el sabor no solo se da por la mezcla de los diferentes orígenes de la yerba mate (Misiones Norte, Misiones Centro y Corrientes), sino también debido a la proporción de los diferentes componentes- hoja fina, hoja gruesa, polvo de hoja y palo- que le otorgan diferentes características a la yerba mate; entre otros factores que influyen en el sabor.

#EmojiDelMate

Unicode es la organización internacional que aprueba los emojis que llegan a nuestros celulares. Para ellos, es necesario que el conjunto de símbolos sea representativo e inclusivo de personas de todas las culturas, géneros, identidades y creencias. La popularidad del mate en la región y el mundo es uno de los principales motores que empuja su candidatura global y lo puede convertir en el primer emoji sudamericano en salir al mundo. En junio de 2019 se develará el misterio.

Una mística sin fronteras

La particular forma de consumir el mate y la mística que lo acompaña llegaron a nuestros días legadas por los guaraníes. Para ellos, “la yerba no era solo un alimento estimulante, sino también una medicina, un bien ritual y medio de adivinación”, recuerda Trapaga mencionando el libro Caá Porã de Pau Navajas, que recorre la historia de la yerba mate desde sus orígenes hasta la actualidad.

En su obra, el autor se adentra en el simbolismo de este rito social: “Significa ante todo el reconocimiento del otro como un igual. Acaso sea ese el mayor de los encantos que ofrece el mate, una experiencia que aprendieron a disfrutar los antiguos habitantes del Plata unidos alrededor del fuego; algo que se transmite y parece hacer contacto en la sutil espesura de su inconfundible sabor”, cuenta Trapaga.

Es esta mística y espíritu, que se transmitió de generación en generación, que hoy sale con la misma fuerza desde Sudamérica al mundo, de las manos de embajadores argentinos y de la región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here