Tras siete años de investigación, este viernes 1 de diciembre comenzó el juicio a Cristian Ariel Gutierrez, alias Pachi, hoy de 31 años; y Juan Ignacio Almada, alias Guacho, que al momento del hecho tenía 16 años; acusados por el crimen calificado de Pablo “Pichi” Ledesma, de 43 años; hecho que se registrara en la ciudad de Viale el 26 de febrero de 2010.

Los procesados por el homicidio calificado por alevosía, son vialenses que se desempeñaban como changarines, y de acuerdo a la investigación judicial, responsables de un violento hecho de sangre cuyo motivo fue el robo de una suma de alrededor de 60 mil pesos.

En la causa hubo un testigo que aportó los datos que llevaron a la detención de Gutierrez y Almada; quienes se habrían metido a la casa a punta de pistola, exigiendo la entrega del dinero que tenía en su poder Ledesma, debido a que regentaba dos boliches bailables, un pub, y una agencia de tómbola. El cuerpo de la víctima había sido encontrado por una amiga, en el interior de su vivienda atado a una silla, golpeado en distintas partes del cuerpo, con dos puntazos y una remera alrededor del cuello; por lo que los peritos determinaron en ese momento que Ledesma había sido asesinado, recibiendo golpes y tormentos que acabaron con su vida a través de un proceso de ahorcamiento lento y agonizante.

Por aquel entonces el crimen generó un amplio reclamo de Justicia por parte de los vialenses, produciéndose el desplazo de quien por ese entonces estuviera como Jefe de la Comisaría.

Los imputados llegaron en libertad al juicio; presentándose junto a los defensores Iván Vernengo y Fernanda Alvarez; ante el tribunal integrado por Elisa Zilli, Ricardo Bonazolla y Elvio Garzón; y la fiscal de Cámara Carolina Castagno.

Dejar respuesta