Tal como estaba previsto, aumentaron hoy los precios de los combustibles: más del 10% en el caso de la súper, 12% en la premium y 9% en el gasoil.

Las petroleras iban a aplicar un aumento el primero de octubre último como parte de la revisión trimestral acordada con el Ministerio de Energía.

Pero la decisión se postergó a la espera de que pasen las elecciones, a pesar de que los precios fueron liberados a fines de septiembre último.

El Gobierno anunció una nueva etapa de “precios libres” en el mercado de los combustibles, al suspender la aplicación de un acuerdo entre los productores y refinadores de petróleo.

La última revisión de precios de los combustibles fue a fines de julio.

En ese momento se dispuso un incremento del 7%, que reflejaba la devaluación del peso frente al dólar en el trimestre 1° abril- 30 de junio.

Desde el primero de julio hasta el viernes, el peso perdió un 9,5% de valor frente a la moneda estadounidense. Las petroleras se aferran a ese indicador para justificar su aumento.

Dejar respuesta