El 9 de mayo pasado, el intendente de Diamante, Lénico Aranda, apartó del cargo de fiscal Municipal de Faltas a Enrique Horacio Capella, un militar retirado que un día antes había sido detenido en la ciudad entrerriana por orden del juzgado federal Nº 3 de Mar del Plata ante la sospecha de haber participado de la desaparición de Claudio Zurita Brocchi en 1979 en la ciudad balnearia.

“No hay mucha más información de la cuestión judicial que lo que se conoce por los medios”, señaló el secretario de Gobierno, Octavio Vergara, y aseguró que en el Gobierno “no teníamos dudas, ni sospechas” sobre el coronel retirado.

“Nos sorprendió, como creo que sorprendió a la generalidad de la comunidad de Diamante ya que no teníamos ningún tipo de información respecto de esta situación de Capella”, argumentó el funcionario sobre la detención.

Luego puso énfasis en aclarar que Capella “había sido precandidato a primer concejal en 2015 por una de las líneas del Frente Renovador (la que encabezaba Oscar Herdt) y no por el Frente Cambiemos”, precisó.

Luego acotó que el detenido llegó al Gabinete de Gobierno por una “amplia convocatoria” que realizó el intendente Aranda a otras fuerzas políticas para enfrentar y resolver los problemas que tenía la ciudad.

Finalmente Vergara, en diálogo con la agencia APF, se defendió: “Capella a la hora de ser precandidato presentó su certificado de no tener antecedentes a la justicia electoral; más que eso qué se le puede pedir. Cuando dicen ‘cómo no le pidieron antecedentes’ respondemos que la justicia electoral se los pidió en su momento”, completó.

 

 

Fuente: Agencia APFDigital

Dejar respuesta